El dirigente político carabobeño, Armando Amengual, advirtió que cada día que Nicolás Maduro se mantenga en Miraflores, hace más urgente que llegue la ayuda humanitaria toda vez que los centros de salud públicos y privados, incluyendo los de Carabobo, se encuentran sin insumos desde hace varios años.

“Los venezolanos hoy estamos sufriendo la consecuencia de la asfixia económica que durante años el Gobierno de Maduro le metió al sector privado y al sector farmacéutico, llevando al país a una escasez casi absoluta de fármacos que hoy tienen que ser importados y que no están al alcance de la mayoría de los pacientes” explicó Amengual.

Detalló que medicamentos utilizados para el control de la tensión arterial superan los Bs.S 30 mil, mientras que los antibióticos más económicos no bajan de Bs.S 35 o 40 mil, es decir, se requieren hasta dos y tres sueldos mínimos para adquirir estos fármacos que no se consiguen en los centros de salud públicos como hospitales o ambulatorios.

“Algo tan indispensable como un jarabe para la tos hoy cuesta 30 mil bolívares y un paquete de pañales supera los 40 mil bolívares, algo impagable por la mayoría de los venezolanos que tienen que recurrir a remedios caseros o pañales de tela porque el poco dinero que pueden percibir por salario o incluso mediante los bonos, apenas alcanza para una harina de maíz y menos de un kilo de queso”, precisó.

El dirigente lamentó que mientras Nicolás Maduro insiste en negar la crisis humanitaria del país, en Carabobo los principales hospitales, incluyendo el Oncológico, están sin insumos “mientras el gobernador Rafael Lacava se dedica a gastarse los recursos del estado en material POP de murciélagos promoviendo una gestión al servicio de Nicolás Maduro”.

“Nuestros pacientes en los hospitales lo único que tienen son médicos que de muy buena fe están entregados a salvar vidas porque ni siquiera gozan de un salario digno” señaló Amengual quien destacó que los familiares deben comprar inyectadoras, guantes, alcohol y todo tipo de tratamientos porque no hay nada de recursos.

“Hay que ser muy inhumano para negarse a recibir una ayuda humanitaria que nuestro pueblo clama a gritos. Invitamos a Nicolás Maduro y a Rafael Lacava a que se vayan a los hospitales y a los barrios para que vean la realidad de un pueblo que se muere por falta de comida y medicamentos”, insistió Amengual quien alertó que la crisis sanitaria podría agravarse debido a la mala alimentación y el problema con la calidad del agua en la entidad.

Por último, llamó a todos los carabobeños a sumarse a las movilizaciones de este 23 de febrero para que “con el carácter popular de nuestro pueblo le demos la bienvenida a la ayuda humanitaria en esta primera fase de este nuevo proceso que conduce Juan Guaidó”.

 

Con nota de prensa del equipo de Armando Amengual




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.