Magistrado Ángel Zerpa (Foto cortesía).
COMPARTE

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) informó este domingo que la causa del magistrado Ángel Zerpa, nombrado por el Parlamento -controlado por la oposición- y a quien la máxima corte desconoce como juez, será llevada por la Sala de Casación Penal y no por tribunales militares.

La Sala de Casación Penal se avocó de oficio al conocimiento del asunto contra el ciudadano Ángel Wladimir Zerpa Aponte por la presunta comisión de los delitos de traición a la patria y usurpación de funciones, dice un comunicado del TSJ, donde señala que ordenó la suspensión inmediata del curso de la causa por parte del tribunal militar que la llevaba.

Ángel Zerpa fue uno de los 33 magistrados paralelos designados por el Parlamento de mayoría opositora el 21 de julio para sustituir a otros tantos jueces en ejercicio del Supremo, cuyos nombramientos fueron hechos -según la Cámara y la fiscal de entonces- con numerosas irregularidades por el anterior Congreso, de mayoría chavista.

El Supremo reaccionó a las designaciones culpando de delitos de usurpación y traición a la patria a los 33 magistrados paralelos y Zerpa fue detenido un día después de su designación por el Servicio de Inteligencia.

El pasado 26 de agosto, familiares del abogado informaron que Zerpa fue liberado bajo medidas cautelares tras pasar más de un mes en huelga de hambre.

Señalaron que el juez tenía prohibición de salir del país y que debía presentarse ante un tribunal cada ocho días y que no podía hablar con los medios de comunicación.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.