(Foto AFP)
COMPARTE

La Armada Argentina informó hoy que a partir de ahora continuará con la búsqueda del submarino ARA San Juan, desaparecido hace 15 días, y ya no con el rescate del sumergible, debido a que el tiempo de posible supervivencia de los 44 tripulantes se ha extendido hasta el doble.

“La integración de los recursos SAR (búsqueda y rescate) disponibles nacionales, internacionales, estatales y privados en red de cooperación orientada a la protección de vidas humanas no encontraron evidencia alguna del naufragio en las áreas exploradas”, explicó el capitán de navío y portavoz del cuerpo castrense, Enrique Balbi, a la prensa en la sede central de la Armada en Buenos Aires.

Consultado por si se descartan supervivientes, Balbi remarcó que hasta tanto no tener la localización de la nave, no se va a dar una confirmación categórica al respecto, pero alertó que se ha extendido hasta el doble del tiempo de las posibilidades de rescatarlos.

El Ministerio de Defensa y la Armada continuarán ahora con la siguiente fase, que comprende la búsqueda -ya no rescate- del sumergible San Juan en el lecho submarino en el Océano Atlántico.

“Los motivos por los que se sustenta tal decisión son que el plan SAR tiene como misión ejecutar la búsqueda y salvamento de personas en peligro en el área marítima bajo jurisdicción argentina con el fin de preservar la vida humana en el mar que por ley nacional le compete a la armada”, remarcó Balbi.

Sin embargo, el portavoz recordó que se han barrido un total de 557 mil millas náuticas cuadradas de exploración visual y 1,49 millones de millas náuticas cuadradas de exploración radar, sin obtener contacto con el submarino ni sus balsas salvavidas.

“Se han dispuesto 28 buques -16 de la armada argentina-, nueve aeronaves -tres argentinas- y cuatro mil hombres -tres mil 200 de argentina-, con 18 países en apoyo, y a pesar de la magnitud de los esfuerzos realizados no ha sido posible localizar el submarino”, reiteró.

Balbi recordó que la zona de búsqueda se delimitó tras recibir información de organismos internacionales que daban cuenta de una anomalía hidroacústica en las proximidades de la última posición conocida del submarino y posteriormente confirmada por un organismo de la ONU que había detectado en las cercanías de ese lugar un evento consistente a una explosión.

El cambio de fase, añadió el capitán, supondrá básicamente en cambios en el equipamiento y personal idóneo para operar ese equipamiento.

De esta forma, el buque noruego Sophie Siem, cuya cubierta había sido modificada para llevar a bordo un minisubmarino de rescate de Estados Unidos y que puede descender hasta los 600 metros de profundidad, está regresando ya a la costa.

Por otro lado, el buque Atlantis llegará a la costa el viernes para embarcar un robot que llegará en una aeronave de EE.UU. y que permite hasta seis mil metros de operación, mientras que esta noche zarpa un buque argentino con otro robot ruso que permite bucear hasta en mil metros de profundidad.

“Hay cierto equipamiento que no se va a utilizar más y otro que está viniendo para sumarse”, agregó, para recalcar que se sigue barriendo y haciendo mapeo del fondo del océano, entre los 200 y los mil metros, y que el cambio de fase no es un tema de profundidades, sino de tiempo.

Se ha extendido a más del doble la cantidad de días que determinan las posibilidades de rescate de la dotación, remarcó.

La rueda de prensa de Balbi, en principio prevista para las 12 del mediodía de hoy se demoró más de seis horas.

Según explicó el capitán, fue debido a las reuniones con las altas autoridades para analizar la información brindada por el centro coordinador de la búsqueda y rescate.

El último paradero conocido de la nave, en cuya búsqueda han colaborado medios humanos y técnicos de 18 países fue, el día 15, a unos 432 kilómetros de la costa patagónica argentina, cuando estaba de camino desde la base naval austral de Ushuaia a Mar del Plata, en la provincia de Buenos Aires, adonde tendría que haber llegado hace más de 10 días.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.