Vecinos de residencias El Samán percibieron el mal olor y avisaron a la policía (Foto Cortesía)
COMPARTE

El cadáver de Carmen Dolores Hernández Hernández (70), presentando heridas por arma blanca, fue localizado en el apartamento 402, piso 4 del edificio B-2 del conjunto residencial El Samán, en la urbanización Valle Abajo, parroquia San Pedro.

El hallazgo lo hicieron el pasado jueves, luego de que vecinos reportaran a oficiales de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) que un olor nauseabundo provenía del apartamento de la mujer, quien estaba jubilada de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) desde 1989 y vivía de su pensión. Los restos fueron trasladados a la morgue la tarde del jueves, para determinar causa y data de muerte.

Carmen Dolores Hernández, funcionaria jubilada de Pdvsa (Foto Cortesía)

Como presunto implicado en el crimen fue detenido el hijo de 22 años de la víctima, de nombre Jesús, a quien en los últimos días se le veía entrar y salir con total normalidad del apartamento. Carmen Dolores era divorciada, nunca tuvo hijos, adoptó a Jesús cuando tenía cinco días de nacido y se lo llevó de Barinas.

A Jesús lo detuvieron cuando regresó al apartamento el mismo jueves, confesó haber ultimado a su madre y con los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) hizo la reconstrucción del hecho.

Los vecinos se mostraron sorprendidos al conocer la noticia. Unos decían que Carmen Dolores era una mujer muy reservada, no se le conocían otros familiares, aunque aparentemente tiene un hermano en Montalbán.

Este viernes una señora que la conocía más de cerca se dirigió a Pdvsa en busca de información porque no había aparecido ningún familiar que la reclamara en la morgue.

Rosa Vivas reside en otro edificio del conjunto residencial, tiene un hijo contemporáneo con Jesús, andaban juntos, y dijo que el joven llegó a compartir momentos importantes en su casa como fiestas de navidad. El hijo de Vivas lo defendía porque era objeto de bullying por su aspecto retraído y extraña forma de comunicarse.

La vecina Rosa Vivas dijo que la relación madre-hijo era hostil (Foto Cortesía)

Desde pequeño tuvo tratamiento psicológico, en la adolescencia cayó en consumo de drogas y estuvo recluido en Hogares Crea. El jueves a las 10:00 de la mañana la vecina Rosa Vivas conversó con él, le preguntó por su madre y le dijo que estaba bien, que se encontraba en Baruta y regresaba en unos días. En la tarde el Cicpc lo detuvo dentro del mismo apartamento. Los vecinos del edificio B-2 lo veían salir cargando cosas del inmueble.

La relación con su madre era muy hostil, el muchacho hasta llegó a golpearla, pero ella se mantenía muy distante de sus vecinos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.