(Foto Referencial Archivo).
COMPARTE

Por defender a su cuñado fue asesinado Maikel Alexander Rodríguez Malavé (30), pastelero desempleado que laboraba como obrero para sostener a su hija de 9 años, durante una fiesta “sound car” que se registraba a las 2 de la madrugada del domingo en el sector I de Mamera I, parroquia Antimano.

Fue uno de los 31 cadáveres ingresados a la morgue de viernes a lunes. Hubo 5 el sábado, 10 el domingo y 16 este lunes.

Rodríguez estaba disfrutando de la música junto con su cuñado de nombre Carlos y unos delincuentes venidos de otro barrio se empeñaron en decir que Carlos era policía. Hasta lo cachearon, metiéndole las manos para ver si estaba armado, lo cual molestó a Maikel, y al reclamar le dieron un cachazo.

El pastelero quiso huir, le dispararon por la espalda y su cuñado también recibió un tiro en una pierna. Al caer al piso, Maikel fue rematado. Le dieron más de 10 tiros.

Maikel estaba criando a su hija junto con su tía Marling Malavé, porque el tribunal le otorgó la guarda y custodia de la niña debido a la ausencia de la madre. Desde que perdió su puesto como pastelero se dedicó a trabajar como obrero, en cualquier oficio, para cubrir los gastos de su hija.

Ángel González (21), trabajador de Mercal, fue asesinado en el barrio Ojo de Agua, carretera vieja Caracas-La Guaira.

El domingo a las cuatro de la madrugada, González estaba en una fiesta cuando un delincuente sin razón aparente inició una discusión, sacó una pistola y lo mató a sangre fría; dijo su tío Juan Hernández.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.