Fotografía de archivo del 19 de junio de 2015, del joven de 21 años Dylann Roof, durante una videoconferencia en una audiencia de fianza en el tribunal de North Charleston, Carolina del Sur (EE.UU). Dylann Roof fue condenado a muerte hoy, martes 10 de enero de 2017, después de que un juez federal de Charleston lo hallara culpable de todos los cargos por los que se le acusaba. El joven mató a 9 afroamericanos el 17 de junio de 2015 en una iglesia de Charleston. EFE
COMPARTE

Dylann Roof, condenado por matar en junio de 2015 a nueve feligreses afroamericanos en una iglesia de Charleston (sur de EE.UU.), fue sentenciado hoy a la pena de muerte por un jurado federal.

Roof, de 22 de años, no hado muestras de arrepentimiento y en su declaración final aseguró: “todavía siento que tenía que hacerlo”.

En un tribunal de Charleston, en el estado de Carolina del Sur, la decisión del jurado federal compuesto por 12 personas (nueve negros y tres blancos) fue unánime.

El jurado ya declaró culpable a Roof el pasado diciembre de los 33 cargos que pesaban en su contra, de los que 18 conllevan la pena de muerte, por el ataque cometido el 17 de junio de 2015 en la Iglesia Africana Metodista Episcopal (AME) de Charleston.

Roof, quien optó por representarse a sí mismo durante parte del juicio, será formalmente sentenciado a la pena capital este miércoles por el juez instructor del caso, Richard Gergel.

Aunque los abogados defensores calificaron la actitud de Roof de “delirante” y “anormal”, el juez Gergel consideró que el joven tiene la competencia mental y emocional para defenderse a sí mismo.

Durante el proceso judicial, el joven confesó los crímenes y reconoció que eligió atacar la iglesia de Charleston por ser una de las más antiguas congregaciones del sur de Estados Unidos y una de las más firmes en la defensa de los derechos civiles de los afroamericanos.

La noche del ataque a la histórica iglesia, el joven condenado se sentó durante 45 minutos en uno de los bancos con un arma semiautomática mientras los feligreses leían la Biblia, antes de comenzar a disparar de manera repetida contra los asistentes y matar a nueve de ellos.

Dylann Roof era “un hombre de odio intenso. Estas nueve personas ejemplifican una bondad mayor que su mensaje de odio”, dijo en diciembre el fiscal Nathan Williams durante el juicio.

El sentenciado admitió los asesinatos poco después de ser detenido en una confesión grabada en vídeo que fue presentada en el tribunal, y en la que detallaba su relato de los crímenes y sus motivaciones racistas.

En una vista celebrada el pasado día 4, los fiscales volvieron a retratar a Roof como un “frío y calculador” supremacista blanco que planeó durante meses el ataque y lo perpetró con el objetivo de desencadenar una guerra racial en un momento de gran tensión social en EE.UU. por la muerte de afroamericanos a manos de la policía.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.