Mujer sale del área de emergencia de la CHET con un tapabocas. Foto: Armando Díaz.

El Accidente Cerebrovascular que sufrió Sihira Flores ,de 56 años, fue bastante agresivo, pero no lo suficientemente mortal como la bacteria que contrajo en la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (Chet) y que le quitó la vida a esta ama de casa, denunció su hijo, Ebert Flores.

El 17 de noviembre fue el día en el que su cuerpo no soportó más los embates causados por la pseudomona, la cual suele proliferar en ambientes caracterizados por la falta de higiene. El hijo de la fallecida culpa a la directiva del Hospital Central por no preocuparse de las mínimas condiciones de salubridad.

La mujer ingresó al sitio el 28 de septiembre, luego de celebrar la fiesta de cumpleaños de Ebert, con quien pasó un agradable momento en familia. A la 1:30 a.m. una llamada le anunció al hijo que su madre había sufrido un ACV dos horas antes, por lo que se apresuró para llegar a una clínica en Guacara, donde la mujer recibió atención médica hasta que el seguro no pudo cubrir más los gastos.

Su estado era delicado, pero Ebert tenía fé en que todo saldría bien. Al llegar a la Unidad de Cuidados Intensivos de la Chet se preocupó por la cantidad de moscas y zancudos que rondaban la zona. “Cómo es posible que en ese hospital no haya aire acondicionado. Mi cuarto es más frío que la CHET, por eso proliferan las bacterias” comentaba Flores con serenidad y contundencia.

Sobre el calor dentro de las salas hizo una queja dirigida a la subdirectora del centro médico, quien le dijo que pronto solventarían el problema. Él confió en ella, pero cuando los técnicos llegaron sólo se limitaron a limpiar los ventiladores. Luego se fueron.

El estado de la mujer empeoraba a medida que la bacteria le generaba una asepsia que acabó por matarla. “Le suministraron más de 100 antibióticos, de todos los tipos y al final nada funcionó”

Con tristeza el hijo recuerda que este domingo su madre cumpliría 57 años “No aguantó para vivirlo. Siento que la llevé a la muerte metiéndola a ese hospital”. Se siente culpable por el trágico desenlace, pero afirma que no tenían cómo cubrir los enormes gastos que hoy en día significa tener a un familiar enfermo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.