(Foto cortesía elpitazo.net)

El navío asistencial que recibe la denominación de “Janoko flotante”, en el que las comunidades Waraos recibían atención médica, se deteriora y permanece desvalijado en los márgenes del puerto Macareo, afluente del Orinoco, en la parroquia Juan Millán del sector Fluvial del municipio Tucupita.

Así lo denunció la exparlamentaria del Consejo Legislativo de Delta Amacuro, Fátima Salazar, quien dijo que la embarcación habría sido inaugurada en 2014 como parte del plan de salud para 320 comunidades waraos, localizadas en los municipios Antonio Díaz y Perdernales.

Tal como lo publica El Pitazo, Salazar también afirmó que el responsable del proyecto es el Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas (Minpppi) en conjunto con el Ministerio de Salud.

“La política de funciones era exclusiva de las autoridades nacionales. Nosotros no teníamos acceso al barco”, afirmó.

“No sabemos si el hospital Janoko flotante surcó los caños y ríos del Delta del Orinoco; tampoco tenemos datos de cuántas comunidades atendió el barco que, en su tiempo de inicio, contaba con toda la tecnología para brindar atención de salud en cuanto a intervenciones quirúrgicas, odontología, medicina general y hasta conexión satelital”, sostuvo la exparlamentaria.

Salazar considera que en la actualidad el navío se ha convertido en un barco fantasma. En el año 2016 anunció que iniciaría recorridos por las comunidades, pero poco tiempo después cesó las actividades y desde entonces permanece inoperativo.

El dirigente social indígena, Roselindo Moreno, enfatizó que la población del Bajo Delta desconoce las funciones del hospital flotante e incluso no han podido siquiera verlo alguna vez.

“Solo sabemos que no cumple ninguna actividad desde su creación, allí está desvalijado, solo queda el esqueleto”, recalcó.

Leer artículo completo:  elpitazo.net




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.