COMPARTE
El 15 de junio de 1813 el General Simón Bolívar, Brigadier de la Unión, General en Jefe del Ejército del Norte, y recién proclamado en Mérida Libertador de Venezuela, firma el Decreto de Guerra a Muerte contra españoles y canarios en el Cuartel General de Trujillo.
Con el Decreto de Guerra a muerte los ejércitos patriotas formalizan así su decidida resolución de optar por la vía cruenta para lograr liberar los territorios americanos del gobierno intruso de España y al restablecimiento de la República de Venezuela.
Con la proclama final: “Españoles y canarios, contad con la muerte, aun siendo indiferentes, si no obráis activamente en obsequio de la libertad de la América. Americanos, contad con la vida, aun cuando seáis culpables”, el Decreto de Guerra a Muerte da un paso sin retorno y un lineamiento general a qué atenerse en la guerra de independencia de Venezuela.
El estado de Guerra sin Cuartel y Guerra a Muerte duró siete largos años, desde el 15 de junio de 1813, hasta el 26 de noviembre de 1820, cuando se produjo el encuentro entre el general español Pablo Morillo se reunió con el Libertador Simón Bolívar en Santa Ana, en Trujillo, para concluir un Tratado de Armisticio y Regularización de la Guerra.



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.