COMPARTE
Fue en el pueblo de Mendoza Fría, en la hacienda La Concepción, a pocos kilómetros de Valera, principal ciudad del estado Trujillo, donde el 29 de abril de 1782 nació uno de los héroes independentistas de mayor firmeza y temple Antonio Nicolás Briceño “El Diablo”, remoquete que se ganó por personificar a Lucifer durante su juventud y con el cual fue reconocido en la historia de Venezuela.
Briceño, abogado de profesión, coronel, estudioso de varios idiomas, además de español (latín, árabe, griego, francés, inglés, italiano, alemán, ruso, finés y sueco), y con ímpetu revolucionario se desempeñó durante la gesta independentista, participando en las conspiraciones de 1808 y 1810, que le ocasionaron persecuciones, cárcel y confinamiento, sin embargo, eso no fue obstáculo para que se integrara a las luchas y actividades surgidas luego del 19 de abril de 1810, como sus viajes entre Mérida y Trujillo para promover la conciencia republicana.
En 1811 fue electo al Congreso Constituyente por Mérida, además, fue uno de los firmantes del Acta de la Independencia, el 5 de julio de 1811, secretario interino del Congreso y el 21 de marzo de 1812 fue elegido miembro suplente del Ejecutivo Federal. Un año más tarde, en 1813, fue promotor del Decreto de Guerra Muerte contra los españoles.
En mayo de este año emprende avanzada hacia Guasdualito con el propósito de reunirse en Barinas con unos parientes patriotas, siendo traicionados él y quienes le acompañaban. Briceño fue vencido en el camino por los realistas el 15 de mayo, cayendo preso junto con 12 de sus oficiales.
“El Diablo”, quien tenía el grado de coronel, fue sometido a un juicio militar en Barinas, donde murió fusilado el 15 de junio de 1813, mismo día en que Bolívar dictaba en Trujillo el Decreto de Guerra a Muerte. Briceño fue ascendido al grado de general post mortem.



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.