Uno de los recursos mentales más apreciados, y por lo tanto de los que más desean administrar y manejar los seres humanos en procura de su propio beneficio, aparte de su formación, de su nivel social, de su tiempo y lugar, ha sido el tema de la felicidad humana! Ha sido, además, motivo de tentación, especulaciones y esperanzas.

Cuánta felicidad hemos deseado todos, siempre, sin distinciones. Pobres y ricos se han deleitado pensando en ganar esperanzas y mejorar el futuro personal; al salir favorecido por algo que llaman felicidad, si saber de qué se trata.

La felicidad humana no se logra por la gracia de un “golpe” de la suerte o presionar esperanzas a cumplirse a veces. La experiencia nos indica que nos acercamos a la felicidad cuando superamos pequeñas y continuas acciones inesperadas; de ir poco a poco, de todos los días; de insistir con persistencia sin flaquear. Se necesita mucha concentración, insistencia y lucha orientada hacia algunos objetivos, para lograr felicidad.

Felicidad no es, como algunos equivocados creen, una “sucesión” de regalos que nos toquen en “suerte”; tampoco es encontrarnos con lo que los especuladores denominan: logro del bienestar.

La felicidad mucho menos es toparse con un buen número de la lotería. En el mundo de la felicidad se destaca una característica persistente y muy clara: ¡Esto es, que nada es fácil, y nada nos va o nos viene, como si fuese regalado! La felicidad sólo existe en un exigente mundo de insistencia y esfuerzos.

¿Pero, qué más podemos decir sobre la felicidad?
¡Felicidad no es alcanzar un objetivo, una meta o línea de llegada, ansiada y lograda, como al estar en una veloz carrera! Felicidad es vivir intensamente en el momento fugaz y preciso de sentirnos cómodos, relajados, sin presión anímica, y vivaces, además…
Pero, aclaremos que felicidad no es la expectativa y el deseo de vivir más intenso y mejor, y estar dedicados en el asunto que uno quiere, (pero, por la imposición de otros) ¡Porque, ser feliz es que sintamos en nosotros querer, desear, y disfrutar lo que hagamos, y lo que apoyemos con nuestra voluntad, en profundo goce!

“La felicidad es un sentimiento profundo, intenso, que logramos y se instala, de pronto, en nosotros. Un sentimiento que se vive dentro de nosotros. Es siempre una condición interior, que existe dentro de nosotros, y no es exterior a nosotros; por esto mismo, la felicidad no depende de qué es lo que tenemos, sino de lo que somos en un momento”.

A la felicidad no puede vérsele ni sentírsele afuera, porque es una experiencia totalmente interior, que sólo la experimenta quien la vive, quien la siente, presente internamente.

Salgamos vigorosos al contacto intenso con la vida, para lograr lo que queramos; sólo así, podremos lograr instantes de felicidad. ¡Tener éxitos es lograr deseos, pero ser felices va mucho más allá, más intenso, al querer mucho lo que nos sea logrado! ¡Es amplia y muy clara esta diferencia, para comprender la felicidad!

La paciencia para lograr felicidad, aun la que se programe, puede ser difícil, de espera, de insistencia, también llena de amargura, y presionada por la ansiedad y la angustia; pero su logro relajante, dulce y placentero, es la felicidad en mayor o menor extensión, en mayor o menor goce, en largo o en breve tiempo.

El presente y destino de los seres humanos es la sumatoria de variados momentos difíciles y sufridos, pero también se configura con momentos intensos de felicidad, que toda vida los tiene; pero no así, no tan fácil, ni tampoco con largas épocas felices.

“La felicidad se bebe en copas hermosas, y se sirve en pequeños tragos”, concentrados en el sabor.

Hernani Zambrano Giménez
[email protected]




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.