Carlos Holmes Trujillo, ministro de Relaciones Exteriores de Colombia, pidió a la comunidad internacional intensificar las sanciones y coordinar sus esfuerzos en contra de dirigentes del gobierno de Nicolás Maduro, esto con el fin de garantizar la restitución del orden democrático en Venezuela.

Para Trujillo, lo importante es aplicar las sanciones de forma simultánea e integral, pues considera que allí radica la falla que evita que se genere un cambio en la realidad política y humanitaria venezolana.

“Sanciones sí, dirigidas a las personas cercanas al régimen, que no afecten al pueblo venezolano como tal, que estén muy dirigidas a personas debidamente identificadas”, explicó.

Una de las posibles penalizaciones son las sanciones económicas, debido a que impidan el movimiento de recursos malhabidos y el libre movimiento de personas responsables de los más graves crímenes que hacen parte del entorno del gobierno de Maduro.

Unas sanciones que para ser efectivas requieren, a su juicio, que sean aplicadas por más países y de forma conjunta, a la vez que descarta cualquier tipo de “intervención militar” porque Colombia “no es amiga de las soluciones militares en esta materia”.

Y puntualizó que la postura de su país se fundamenta en la Carta Democrática Interamericana y la de la Organización de Estados Americanos, una organización que es “importantísimo fortalecer” para “volver a darle la fortaleza que siempre ha tenido en defensa de la democracia en el hemisferio”.

(Con información de El Nacional)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.