(Foto referencial)
COMPARTE

La Iglesia ha sido clara y contundente con su posición política actual durante el Gobierno de Nicolás Maduro. Luego del revuelo suscitado por las sentencias 155 y 156 que llevaron al Tribunal Supremo de Justicia a suprimirlas, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) ha dado fuertes declaraciones en las que plantearon la desobediencia civil y protestas pacíficas como métodos de expresión.

Ellos también consideran la arbitrariedad de las sentencias como un un golpe de Estado, que viola y quebranta el hilo constitucional que desde hace unos años se había debilitado en el país, por una serie de acciones mal vistas por la oposición venezolana y la comunidad internacional. Los obispos se tomaron la tarea de distribuir el comunicado con sus opiniones en la que aparece el nombre del arzobispo de Cumaná, Diego Padrón en conjunto con la directiva compuesta por: José Luis Azuaje Ayala, Mario Moronta, Víctor Hugo Basabe, y los cardenales Jorge Urosa Savino y Baltazar Porras.

Los obispos señalaron las decisiones como un acto moralmente reprobable que excede los límites del poder de un presidente y distorsiona la percepción de este en todo el país, puesto que pareciera que en Venezuela todo gira alrededor de la política, mientras no se dan soluciones reales a problemáticas latentes como la inseguridad, el hambre y la escasez general de productos.

Lea la nota completa en el diario ABC de España

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.