(Foto referencial /archivo)
COMPARTE

Con una polvorosa en la boca sorprendieron unos delincuentes a Josue Sarramera, 23 años, cuando le dispararon sin contemplación.

Eran las 12:00 p.m aproximadamente. A Sarramera le pareció extraño que tres sujetos pasaran varias veces por la zona. Entre las últimas palabras que el fallecido cruzó con el vendedor de dulces le aseguró que no tenía problemas con esa gente.

Un disparo en el abdomen y otros cuatro en la cabeza luego de ver que no estaba muerto, demostraron la saña e intencionalidad de los hechos.

El hombre no imaginó que visitar a su madre en las parcelas de El Socorro terminaría con su vida.

La viuda de la victima no estuvo presente, minutos antes lo dejó solo. Está embarazada y su bebé, hoy de seis meses de gestación, no conocerá a su padre, quien pareciese ser víctima de una venganza.

La esposa, con una almohada entre las piernas, espera en la morgue de Valencia que le entreguen el cuerpo. Sabe que ahora todo será más difícil porque no contará con el dinero que ganaba su marido con la venta de tequeños y pastelitos.

Otro en El Socorro

No muy lejos del lugar en el que murió Sarramera, un sujeto identificado como Alis González fue baleado por desconocidos en el sector Villa Páramo. Eran las 6:30 p.m del martes.
.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.