De acuerdo con residente del municipio Antonio Diaz en el estado Delta Amacuro, cuya población está mayoritariamente conformada por Waraos, la fauna silvestre esta siendo saqueada por contrabandistas provenientes de Trinidad y Tobago.

El mercado de aves y el contrabando de animales y carnes empezó a ser una actividad evidente desde mediados del 2020, aunque en años anteriores, solo grupos reducidos se dedicaban a ello, pero sin afectar el equilibrio de la naturaleza.

Residentes de la zona contaron a Radio Fe y Alegría Noticias, que algunas especies son más demandadas que otras. “Justamente estos animales son lo que han reducido su población al punto de ver amenazada su existencia”.

En los años 90 el venado abundaba, reseñó el medio. Ya no se observa por la zona, aseguraron algunos originarios waraos. La carne de este animal es muy apetecida por waraos y extranjeros, pero el auge de la venta en el mercado ilegal amenaza a su población.

El manatí es otro mamífero con un destino incierto, su población ya esta disminuida con la crisis, Es extraño verlos en los ríos del Delta del Orinoco.

El báquiro es un roedor gigante que si bien tiene su periodo de reproducción alta durante el ultimo trimestre de cada año, con la gran demanda por parte de consumidores de la isla de Trinidad y Tobago, su población podría verse afectada si no hay medidas de protección ante el consumo masivo.

Las actividades ilegales como la caza con fines comerciales ha incrementado con la crisis económica, política y social que vive Venezuela. La caza para muchos se ha convertido en una alternativa para sobrevivir.

Los indígenas han sido reservados con informar el precio en el mercado ilegal de las aves, carnes y animales vivos, pero aseguran que se vende en moneda extranjera (dólar).

Leer información completa en Radio Fe y Alegría Noticias.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.