(Foto Referencial)

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) responsabilizó al Estado de Perú por la desaparición forzada de cinco personas, una de las cuales fue torturada, en el contexto de la lucha contra el terrorismo en las décadas de 1980 y 1990, informó este martes el tribunal.

Se trata de los casos de la desaparición forzada de Wilfredo Terrones, Teresa Díaz, Néstor Rojas y Cory Tenicela, así como la desparición y tortura de Santiago Antezana.

“Dichas desapariciones forzadas, ocurridas entre 1984 y 1992, se enmarcaron en el contexto que existía en el Perú en el cual se hacía uso de una práctica sistemática de desapariciones forzadas como una forma de lucha contra el terrorismo”, señaló la Corte IDH en un comunicado.

Los principales blancos de esa lucha eran miembros del Partido Comunista del Perú – Sendero Luminoso, así como estudiantes universitarios, ya que las universidades eran consideradas centros de reclutamiento del movimiento rebelde.

Sendero Luminoso ha sido responsabilizado de numerosos ataques armados y con explosivos en esos años en Perú, que dejaron numerosas víctimas civiles.

Según la Corte IDH, “Perú violó las garantías judiciales y la protección judicial, toda vez que las isnvestigaciones no fueron iniciadas de oficio ni llevadas a cabo con la debida diligencia en un tiempo razonable para identificar, procesar y sancionar a los responsables de los hechos”.

El tribunal ordenó al Estado peruano brindar compensaciones monetarias a las familias de las víctimas y cubrir sus costos legales. AFP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.