Unión Europea (Foto archivo)

La jefa de la diplomacia Europea Federica Mogherini inició este miércoles una visita de dos días a Cuba para reconfirmar un acuerdo entre el bloque y la isla, un gesto a contravía de la política de Donald Trump.

Esta tercera visita es “con miras a una implementación conjunta ambiciosa y rápida del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación” firmado en 2016, agregó.

Mogherini tiene previsto este miércoles un encuentro con el ministro de Inversión Extranjera y Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca e impartir la Conferencia magistral “La UE y América Latina”.

También visitará los Centros de desarrollo de adolescentes y de interpretación de las Relaciones Culturales Cuba – Europa.

El jueves se encontrará con el presidente del Parlamento Esteban Lazo, y el canciller Bruno Rodríguez.

– El acuerdo –  

Suscrito el 12 de diciembre de 2016 el “Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación” entró en vigor el 1 de noviembre de 2017 con carácter provisional, hasta que concluya el proceso de ratificación por todas las partes.

“El acuerdo debe contribuir a la consolidación de relaciones estables, respetuosas, mutuamente beneficiosas y a largo plazo”, dijo la cancillería cubana en esa fecha.

Cuba era el único en América Latina que no contaba con un acuerdo de este tipo con la UE, y cuya aplicación derogó la “Posición Común” de 1996, que La Habana consideró “discriminatoria”, pues regulaba la cooperación al avance de aspectos sobre derechos humanos en la isla.

El texto está dividido en tres capítulos: diálogo político (derechos humanos, desarme, migraciones, drogas, lucha contra el terrorismo, etc.); cooperación y diálogo sectorial (gobernanza, sociedad civil, desarrollo social, medio ambiente) e intercambios comerciales.

“Por parte de la UE como por parte del gobierno cubano existe un interés en la implementación del acuerdo”, que sobrepasa el cambio presidencial anunciado en Cuba para abril, dijo a la AFP el académico Eduardo Perera, de la Universidad de La Habana.

Raúl Castro abandonará la presidencia de Cuba el 19 de abril, y debe sucederlo un nuevo mandatario más joven, de otra generación.

Para el académico “los riesgos mayores están en que el acuerdo se vea como un fin y no como un medio” o que no evolucione a corto plazo.

– A contravía de Trump –

Las negociaciones del acuerdo llevaron casi dos años, y comenzaron antes de que Barack Obama y Raúl Castro anunciarán el inicio del “deshielo” entre Estados Unidos y Cuba, el 17 de diciembre de 2014.

Este proceso, que desembocó con el restablecimiento de relaciones en julio de 2015 favoreció el acercamiento de la UE a Cuba.

Pero la llegada Donald Trump a la Casa Blanca y su cambio de política hacia a isla, reforzando el embargo y endureciendo el lenguaje político,  ponen a la UE a contra vía de las intenciones de Washington.

“En el contexto de retroceso impuesto por la administración Trump, (la visita) adquiere una connotación doblemente positiva, que evidencia por parte de la UE la consistencia de su cambio de política y el interés en que la aplicación del acuerdo tenga resultados”, dijo Perera.

Sin embargo, la UE y Cuba son actores dispares en muchos sentidos y no se descartan desencuentros en temas como Venezuela, principal aliado político y económico de la isla, al cual la UE aplicó sanciones recientemente.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.