El serbio y el piloto son los máximos favoritos. Foto (Archivo).

El base estelar Stephen Curry, de Golden State Warriors, y los pívots, el serbio Nikola Jokic, de los Denver Nuggets, y el camerunés Joel Embiid, de los Philadelphia Sixers, fueron elegidos como los finalistas al premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la temporada regular 2020-21 en la NBA.

Los tres principales ganadores de votos para cada uno de los premios de final de temporada de la NBA: MVP, Jugador Defensivo del año, Novato del año, Sexto Hombre del año, Jugador de Mayor Progreso y Entrenador del año, fueron anunciados en “Inside The NBA” de TNT antes de que los Washington Wizards e Indiana Pacers se enfrentaran en el partido por el octavo puesto de los playoff de la Conferencia Este.

Tanto para Curry, Jokic y Embiid, conseguir el premio les permitirá alcanzar un reconocimiento histórico, porque para el primero sería su tercero como profesional, que lo convertirían en uno de los nueve jugadores en la historia de la NBA en ganar al menos tres premios MVP, empatándolo con Magic Johnson, Larry Bird y Moses Malone.

Mientras que, para los Jokic y Embiid lograrían su primer galardón desde que llegaron a la NBA y también la primera vez que un pívot recibiese el reconocimiento desde que lo consiguió Shaquille O’Neal en el 2000 con Los Ángeles Lakers.

Curry, de 33 años, se convirtió en el jugador de mayor edad en liderar la liga en anotaciones desde Michael Jordan, promediando 32 puntos por partido mientras se recuperaba de perderse todos menos cinco encuentros el año pasado para disputar 63 esta temporada.

El base All-Star hizo posible que los Warriors llegasen al torneo de play-in de la poderosa Conferencia Oeste, como octavos clasificados. Y, aunque la pasada noche perdieron el segundo partido del torneo de entrada por 103-100 ante Los Angeles Lakers, tendrán todavía la oportunidad de alcanzar el octavo puesto de playoffs si este viernes le ganan a los Memphis Grizzlies.

Jokic tuvo una de las mejores temporadas ofensivas en la historia de la liga, promediando 26,4 puntos; 10,8 rebotes y 8,3 asistencias. Asimismo, tenía un 57% de acierto en los tiros de campo, el 39 de triples y el 87 desde la línea de personal. Su aporte durante toda la temporada, que permitió a los Nuggets acabar en el tercer lugar de la Conferencia Oeste, lo convierten en el favorito a conseguir el premio.

Embiid tuvo la mejor temporada de su carrera al conseguir promedios de 28,5 puntos; 10,6 rebotes; 2,8 asistencias y 1,4 tapones por partido con los Sixers, a los que ayudó a conseguir la mejor marca de la Conferencia Este y campeones de la División Atlántico.

Otro hombre alto y europeo, el pívot francés Rudy Gobert, de los Utah Jazz, ganador de dos premios al Jugador Defensivo del Año, es finalista en ganar un tercero esta temporada, acompañado por el base australiano de los Sixers Ben Simmons y el ala-pívot de los Warriors, Draymond Green, el ganador en la edición del 2017.

Un trío de bases formado por LaMelo Ball de los Charlotte Hornets, Anthony Edwards de los Minnesota Timberwolves y Tyrese Haliburton de los Sacramento Kings, encabezaron la votación para el Novato del Año.

Mientras que, dos de los compañeros de equipo de Gobert en el Jazz como son el alero australiano Joe Ingles y el base Jordan Clarkson acabaron como los finalistas para el premio de Sexto Jugador junto al veterano base de los New York Knicks, Derrick Rose.

El compañero de equipo de Rose, el ala-pívot Julius Randle, es uno de los tres finalistas para el Jugador con Mayor Progreso, junto con otros dos número cuatro, Jerami Gran, de los Pistons de Detroit, y Michael Porter Jr, compañero de Jokic, con los Nuggets.

El entrenador de Randle, Tom Thibodeau, que ganó el premio al Entrenador del Año en el 2011, tiene la oportunidad de ganarlo una década después. Thibodeau, junto al entrenador de los Phoenix Suns, Monty Williams, y al de los Jazz, Quin Snyder, son los finalistas que aspirarán a conseguir el premio.

La NBA está volviendo a su larga tradición este año y anunciando los diversos ganadores de premios durante los playoffs, a diferencia del espectáculo de premios de fin de temporada creado recientemente.

La liga hizo lo mismo durante su burbuja en el Walt Disney World Resort en Orlando, Florida, el año pasado, después que se declarase la pandemia del coronavirus.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.