Balacera en Las Minas de Baruta. (Foto Referencial)

Un ciudadano que se dedicaba al comercio informal, fue asesinado la noche del pasado miércoles cuando se encontraba hablando con su expareja en la puerta de una vivienda en el barrio Bicentenario de la parroquia Miguel Peña.

Julio Flores de 33 tenía fijada su residencia en la urbanización Trapichito. Como estaba separado de su mujer, se trasladó hasta la casa de ésta a llevarle dinero para la manutención de sus hijos.

No sabía que un Corsa azul de cuatro puertas tenía rato rondando la zona. Flores llegó hasta la mencionada barriada a eso de las 7:30 pm. Estaba hablando con la madre de sus hijos, cuando de repente volvió a pasar el vehículo, de donde se bajó un hombre con un arma de fuego en la mano, quien le disparó en cuatro oportunidades. Murió en el sitio debido a las múltiples heridas recibidas.

Su atacante corrió a pie y una cuadra más adelante lo esperaba el conductor del Corsa azul, con quien huyó posteriormente.

Julio Flores era dueño de una miniteca, pero la vendió porque no le permitían trabajar con ella por el ruido que causaba. Se dedicó a trabajar con comida rápida y también viajaba a Colombia de donde traía encargos para vender en el país. Con eso se ganaba la vida hasta que recibió los cuatro disparos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.