Desbordamiento de aguas residuales afecta a los habitantes del barrio Colón. (Foto: Andrés Galindo)
COMPARTE

El derbodamiendo de aguas residuales en la calle Libertad del barrio Colón en Naguanagua, es una constante que lleva aproximadamente siete u ocho años. Desde entonces, el trabajo de Hidrocentro ha sido dirigirse a la comunidad, destapar la cañería y retirarse, dejando la raíz del problema sin solucionar, expresó Wilmer Galea habitante del sector.  

oj
Wilmer Galea, afectado por el colapso de las tuberias. (Foto: Andrés Galindo)

En años anteriores el desbordamiento ocurría únicamente en épocas de lluvias. Sin embargo, desde hace un mes, colapsaron totalmente las aguas negras.

En días secos, la cloaca cubre una cuadra entera desde la calle Libertad hasta la calle Horizonte. Cuando llueve sobrepasa al menos dos cuadras del sector.

Los malos olores y la exposición constante de los vecinos con estas aguas traen como consecuencias enfermedades. Las más comunes en el sector son las respiratorias y estomacales.

Alicia Zerpa, vive y tiene un local de alimentos en la zona. Contó que las ventas han bajado y las quejas de los clientes se han incrementado.

Zerpa sufre de constantes dolencias estomacales, y la razón de este padecimiento la conoce muy bien: las aguas residuales.

Wilmer Galea comentó que las tuberías son de los años 60, y la comunidad desde entonces ha crecido, por lo cual el tamaño de las mismas es insuficiente para recibir todos los desechos residuales. El poco mantenimiento de las cañerías ayudó a empeorar la situación.

Agregó que la comunidad no ha tomado conciencia de esta problemática, porque lanzan ropa y arena por las tuberías obstruyendolas con mayor rapidez. Considera que la solución no es limpiarlas, sino cambiarlas. “Mientras tengamos las mismas cañerías seguiremos con esto”, dijo.

HUECOS

El desbordamiento de las aguas residuales ha generado también huecos en el asfaltado de la calle Libertad, los habitantes han colocado cauchos para advertir a los conductores. Los automóviles han caído en algunos de ellos y la comunidad sale de sus hogares a auxiliarlos.

Julio Sequena rellenaba con escombros unos de los huecos para colaborar con el sector y los conductores, porque “es más fácil pasar sobre sobre estos desechos que caer en algunos en alguno de los huecos”.

Julio Sequena rellenando con escombros los huecos. (Foto: Andrés Galindo)
Julio Sequena rellenando con escombros los huecos. (Foto: Andrés Galindo)

Los vecinos han denunciado la situación en Hidrocentro, además han pedido apoyo a la alcaldía y al concejal de Naguanagua, Gustavo Mercado, para que solventen el desbordamiento desde la raíz.

MÁS DESBORDAMIENTOS

El colapso de las tuberías de aguas negras no son solucionados. (Foto: Andrés Galindo)
El colapso de las tuberías de aguas negras no son solucionados. (Foto: Andrés Galindo)

A pocas cuadras del barrio Colón, en la 190 de Naguanagua, otro desbordamiento de aguas negras afecta a la comunidad.

Diego Núñez expresó que la problemática lleva aproximadamente 8 meses. Al igual que en Colón, Hidrocentro destapa las tuberías y en 24 horas vuelven a colapsar.

“Hace dos días vinieron y mire como está ahora, un río de agua negras en la comunidad”, reveló.

Han denunciado la situación en Hidrocentro, pero ante la falta de respuestas manifestaron que los organismos están solo para propagandas políticas, y no para solucionar los problemas de las comunidades.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.