(Foto El Impulso)
COMPARTE

La detención del alcalde del municipio Iribarren, Alfredo Ramos, es apenas el abreboca de la persecución criminal más descomunal de la historia venezolana, a ejecutarse a partir de la instalación ilegal de la fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente, diseñada para perpetuar la dictadura, expresó José Ignacio Guedez, secretario general de La Causa R.

El secretario de la Asamblea Nacional rechazó así la persecución judicial del alcalde del municipio Iribarren, a quien la “ilegítima” Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) condenó injustamente a más de un año de prisión con la peregrina excusa del desacato.

Guedez manifestó que la una medida cautelar está motivada con fines meramente políticos contrarios al derecho fundamental de la población a protestar pacíficamente. En la sentencia se declara también la ausencia absoluta del alcalde legítimamente electo por el pueblo con el fin de nombrar a un usurpador afecto al Gobierno y contrario a la voluntad del pueblo barquisimetano.

El dirigente indicó que este lamentable hecho es parte del golpe de Estado que se ha venido ejecutando contra la Constitución y la democracia desde los últimos meses a partir de la ruptura del orden constitucional denunciado ya por la Asamblea Nacional y el Ministerio Público cometido por estos mismos magistrados que siguen desmontando el Estado desconociendo la soberanía popular.

En nombre La Causa R, llama al pueblo a seguir ejerciendo la desobediencia civil enmarcada en los artículos 333 y 350 de la Constitución hasta que se restituya la democracia. Espera que los que dialogan con el régimen entiendan que nadie estará a salvo hasta que logremos el cambio que la mayoría del pueblo reclama.

Nota de prensa.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.