El exjefe de seguridad de Augusto Pinochet, el coronel retirado Cristián Labbé, fue detenido este lunes en Santiago en cumplimiento de una orden de arresto que emitió la semana pasada un juez, que lo acusa de torturar a cuatro personas durante la dictadura militar (1973-1990).
COMPARTE

El exjefe de seguridad de Augusto Pinochet, el coronel retirado Cristián Labbé, fue detenido este lunes en Santiago en cumplimiento de una orden de arresto que emitió la semana pasada un juez, que lo acusa de torturar a cuatro personas durante la dictadura militar (1973-1990).

Labbé, que fue alcalde de la comuna santiaguina de Providencia, llegó voluntariamente a la Brigada de Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones (PDI), donde quedó detenido.

El juez de la Corte de Apelaciones de Temuco, Álvaro Mesa, acusa a Labbé de torturar a un electricista identificado como Harry Cohen y a otras tres personas en la localidad sureña de Panguipulli, entre octubre y noviembre de 1973.

El exmilitar será trasladado esta jornada a la ciudad de Temuco, 690 kilómetros al sur de Santiago, donde será notificado por el tribunal y posteriormente quedará detenido en un regimiento de esa localidad.

Labbé fue instructor de los primeros agentes de la policía secreta de la dictadura tras el golpe de 1973, guardaespaldas de Augusto Pinochet y más tarde, después de salir del Ejército, fue alcalde durante 16 años de Providencia.

La defensa de las cuatro víctimas sostiene que, en ese contexto, el joven electricista fue detenido en la localidad de Futrono y aparentemente fue elegido al azar por su aspecto de pelo largo y “sirvió como conejillo de indias” en un centro de operaciones en Panguipulli.

Labbé ya ha sido detenido y procesado anteriormente por haber torturado y secuestrado a un dirigente de los pescadores del puerto chileno de San Antonio en 1975.

En noviembre del año pasado, el exmilitar quedó en libertad bajo fianza en ese caso.

El abogado del exalcalde, Cristián Espejo, denunció este lunes una persecución política contra su cliente. “No entendemos por qué en un Estado de derecho puede ocurrir algo así. Básicamente, después de 40 años, sujetos que les baja el diablito, porque no puedo decir que les baja un angelito, les recuerda situaciones que nunca estuvieron en su boca y obviamente que eso nos tiene que preocupar”, declaró a medios locales.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.