Le ganó la pulseada a Wiseman y Ball. Foto cortesía: Mundo Deportivo.

Los Timberwolves de Minnesota sorprendieron la pasada noche con la selección del escolta Anthony Edwards como el número uno del sorteo universitario de la NBA, que por primera vez en su historia se tuvo que celebrar de forma virtual, debido a la pandemia del coronavirus.

Aunque no era el favorito a ser el número uno, las circunstancias hicieron que su elección fuese la más válida para los Timberwolves, que intentaron vender, sin éxito, los derechos de selección.

El presidente de los Timberwolves, el colombiano Gersson Rosas, confirmó que se pusieron en contacto con 10 equipos, pero no recibieron ninguna oferta que les interesase y se quedaron con Edwards, de 19 años, formado en la Universidad de Georgia.

Los Warriors de Golden State sí cumplieron con los pronósticos tras decidirse por otro joven de 19 años, el pívot James Wiseman, formado en la Universidad de Memphis, que les aporta un gran poder y que junto al ala-pívot Draymond Green pueden formar un frente dominante dentro de la pintura y en el juego interior.

LaMelo Ball, de 19 años, a quien los “expertos” le daban favorito a ser el número uno, se tuvo que conformar con ser tercero después que los Hornets de Charlotte se decidiesen por él.

El legendario Michael Jordan, dueño mayoritario de los Hornets, confía en que el hermano del también base Lonzo Ball, de los Pelicans de Nueva Orleans, pueda convertirse en el líder que comande el juego de ataque y convertirlos en un equipo ganador.

Junto a Edwards, Wiseman y Ball, los grandes protagonistas del sorteo fueron los ocho jugadores extranjeros seleccionados. Entre ellos el argentino Leandro Bolmaro, que milita en el FC Barcelona, y que también formó parte de los cuatro elegidos en la primera ronda.

El fenómeno del escolta esloveno Luka Doncic, relegado a la tercera selección durante el sorteo del 2018, cambió por completo la perspectiva de los seguidores de talentos de los equipos de la NBA en Europa.

El base estadounidense francés Killian Hayes de 19 años, fue el que estuvo a la cabeza de la camada foránea, seleccionado número siete por los Pistons de Detroit, y proyectado para ser clave en la reconstrucción del equipo.

Lo mismo le sucedió al alero israelí Deni Avdija, de 19 años, al que los Wizards de Washington eligieron con el número nueve, y confían pueda convertirse en un futuro líder dentro del equipo.

Doncic les abrió el camino para que el talento que poseía sea reconocido en su verdadera dimensión, después de la evolución que tuvo en el Real Madrid.

Pero equipos como los Suns de Phoenix y los Kings de Sacramento no lo vieron igual y su falta de confianza les ha costado seguir siendo equipos perdedores. Mientras que, los Mavericks de Dallas, que sí confiaron en Doncic, ya tienen a toda una nueva estrella de la NBA batiendo marcas.

Otro de los jugadores extranjeros seleccionados en la primera ronda fue el pívot serbio Aleksej Pokusevski, al que los Timberwolves lo eligieron con el número 17.

También compraron los derechos de Bolmaro, seleccionado con el número 23 por los Knicks de Nueva York, y quien a sus 20 años se convirtió en el segundo argentino que sale elegido en la primera ronda de un sorteo universitario de la NBA.

Ahora Bolmaro, si al final los Timberwolves compran su cláusula de salida del FC Barcelona, se encontrará en Minnesota con otro compatriota y exjugador de la NBA, el base Pablo Prigioni, que ejerce de entrenador asistente con la franquicia.

Otro base, el español Ricky Rubio, volvió de nuevo al equipo después de que cerrasen su traspaso con los Thunder de Oklahoma City, a donde había llegado a comienzos de semana al ser incluido en el cambio del base Chris Paul, a los Suns de Phoenix.

Los otros cuatro jugadores extranjeros seleccionados en la segunda ronda del sorteo fueron el base francés Theo Maledon, elegido por los Sixers de Filadelfia con el número 34.

Los Wizards volvieron a confiar en un jugador checo, esta vez en el alero Vit Krejci, de 20 años, que milita en el Casademont Zaragoza, y al que lograron con el número 37.

Mientras que, los Bulls de Chicago se decidieron por el pívot serbio Marko Simonovic, con la selección número 44, y los Celtics de Boston utilizaron su número 47 para reclamar al base israelí Yam Madar.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.