Estados Unidos e India acordaron hacer frente común contra
De izquierda a derecha, el secretario de Defensa, Mark Esper, el secretario de estado, Mike Pompeo, el ministro de Defensa indio, Rajnath Singh, y el canciller indio, Subrahmanyam Jaishankar address a joint press en rueda de Prensa en Nueva Delhi/ Foto: AP

Estados Unidos e India están juntos contra la “agresión” de China, declaró el martes en Nueva Delhi el secretario estadounidense de Defensa, Mark Esper, al concluir encuentros en compañía del secretario de Estado, Mike Pompeo.

China estuvo en el centro de un encuentro de los dos altos funcionarios estadounidenses con los ministros indios Subrahmanyam Jaishankar (Asuntos Exteriores) y Rajnath Singh (Defensa), en momentos de fuertes tensiones de India con ese país en la disputada frontera en el Himalaya.

“Hacemos frente común para apoyar una región indopacífica libre y abierta a todos, en particular a la luz de la creciente agresión y actividades desestabilizadoras de China”, declaró Esper tras las reuniones.

Pompeo dijo que había habido “discusiones sólidas sobre el Partido Comunista Chino”, que “no es un amigo de la democracia, del imperio de la ley, de la transparencia ni de la libertad de navegación”.

Una “Asia multipolar”

Jaishankar y Singh no nombraron específicamente a China durante el encuentro, pero el jefe de la diplomacia india declaró que la paz solo es posible si todos los países respetan “la integridad territorial y la soberanía de todos los Estados”.

También pidió una “Asia multipolar”, incluso aunque China sea la primera potencia económica y militar.

Estados Unidos e India firmaron varios acuerdos, uno de los cuales permite a los estadounidenses compartir datos sensibles procedentes de satélites y sensores.

Esto ayudará a Nueva Delhi a utilizar mejor la tecnología estadounidense para ajustar sus misiles y el despliegue de sus tropas. Washington también podrá aportar tecnología de navegación avanzada a los aviones de combate que puedan ser suministrados a la India.

Esper aboga porque India compre aviones caza estadounidense F-18 y reduzca su dependencia de Rusia en materia de armas. Pero India desea fabricar la mayor parte de su armamento y pide inversiones.

El lunes Pompeo y Esper ya habían subrayado su deseo de profundizar las relaciones en conversaciones con sus homólogos indios. Jaishankar tuiteó que “crecen sustancialmente en todos los ámbitos”.

Esper y Singh “se congratularon por el aumento del intercambio de información”, según un comunicado estadounidense. De acuerdo con el Ministerio de Defensa indio, los dos ministros discutieron “posibles nuevos ámbitos de cooperación”.

Confrontación

En los últimos años, las relaciones de China se han vuelto cada vez más tensas tanto con Estados Unidos como con India.

Estados Unidos libra una intensa guerra comercial con China y multiplica las advertencias contra el creciente poder económico y militar de Pekín.

Nueva Delhi busca apoyos internacionales tras un enfrentamiento mortífero con China, el primero en 45 años, en junio en la frontera del Himalaya, que causó 20 muertos en el bando indio y un número desconocido de víctimas entre los efectivos chinos.

En septiembre, las dos potencias nucleares se acusaron de disparar en sus fronteras, unos hechos que no se daban desde 1975. Ambos países enviaron a decenas de miles de soldados a esta región del Himalaya, con temperaturas glaciales en invierno.

India, en busca de equipos estadounidenses para el frío, aceptó que Australia participe en noviembre en importantes maniobras frente a las costas indias por primera vez desde 2007. Las maniobras Malabar implican habitualmente a India, Estados Unidos y Japón.

La estrategia geopolítica

Los funcionarios estadounidenses muestran su voluntad de ver cómo se estructura más el “Quad”, grupo estratégico informal que reúne a Estados Unidos, Australia, India y Japón, y que se presenta como un medio para contrarrestar la influencia china, especialmente la Marina china.

Pompeo y Esper dejaron Nueva Delhi tras dos días de encuentros anuales. El secretario de Estado salió rumbo a Sri Lanka y luego visitará las Maldivas -dos países donde la inversión china y la creciente influencia preocupan a Washington y Nueva Delhi-, así como Indonesia.

Antes de su llegada a Colombo, la Embajada de China en Sri Lanka advirtió a Estados Unidos que no debía “coaccionar e intimidar” a la isla estratégicamente situada en el Océano Índico.

© Agence France-Presse




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.