(Foto Dayrí Blanco)
COMPARTE

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

La industria carabobeña vive su peor momento. De eso, la diputada del Consejo Legislativo de la entidad (CLEC), Neidy Rosal, no tiene dudas. El empresario acostumbrado por más de cuatro décadas a crecer y dar bienestar a su nómina se enfrenta actualmente a un dilema: Su plato de comida o el sueldo de sus trabajadores.

No es exageración. Es por eso que la región es líder en desempleo y desabastecimiento en el país. No hay producción porque las líneas de manufactura están apagadas por falta de materia prima que, o suministra el Gobierno, o depende de dólares controlados por el Ejecutivo para su importación.

Tampoco se adquieren del exterior los bienes necesarios para satisfacer la demanda nacional. “En Puerto Cabello hoy solo hay tres buques como 90 mil toneladas de maíz. Eso es totalmente insuficiente para alimentar a más de 30 millones de venezolanos”. Alertó que la crisis alimentario se intensifica cada vez más. “Y con los muelles de La Guaira paralizados por una protesta laboral, es menos lo que llega a los anaqueles”.

La legisladora insistió en mantener las protestas de calle y la emisión de denuncias en los organismos correspondientes. “Porque aunque parezca una tontería, esos papeles que llevamos en una carpeta tras cada movilización que hacemos, es el respaldo de delitos que se están cometiendo y que no prescriben”, aseguró durante su intervención en la asamblea de ciudadanos que se realizó la mañana de este miércoles en la Cámara Inmobiliaria de Carabobo.

BAJO EL UMBRAL DE LA POBREZA

El poder adquisitivo en Venezuela está cada vez más deprimido. Carlos Ñánez, economista y profesor de la Universidad de Carabobo, expuso durante el evento que el salario mínimo de 65 mil bolívares, representa que el país está bajo el umbral de la pobreza.

Sus cálculos basados en el tipo de cambio libre indican que el sueldo que devenga un trabajador promedio es de 10,64 dólares. “A esto se le suma que la nación no cuenta con buenas reservas internacionales, pues  tiene 10 mil 123 millones de dólares que no satisfacen la necesidad de importación de materia prima y bienes básicos”.

El especialista  indicó que es necesario un cambio de modelo económico  que sea viable, genere eficiencia y niveles de bienestar oportuno. “No se puede hablar de un cambio en el contrato social constitucional para dar un giro económico, si en 18 años se ha incumplido  lo que establece la actual Carta Magna en lo referente al marco monetario y al manejo financiero”.

36 MESES EN CAÍDA INMOBILIARIA

Sin mercado primario disponible por la paralización de todas las obras de construcción en la región, el sector inmobiliario en Carabobo ya cuenta 36 meses en caída consecutiva, al no haber proyectos en ejecución desde 2015. Pero lo más grave está por venir. Las alcaldías no han recibido un solo plan de edificación residencial o comercial, lo que significa que en los próximos dos o tres meses no habrá nada qué vender.

Así lo confirmó la presidenta de la Cámara Inmobiliaria en la entidad, Ingrid Suárez. El mercado secundario no está en mejores condiciones. Es un mercado detenido como consecuencia de los elevados precios estos inmuebles afectados por la inflación y la devaluación del bolívar.

La solución en este sector también pasa por un cambio en el modelo político y económico, según se concluyó en la asamblea de ciudadanos. “Un cambio de la Constitución no dará respuestas”.

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.