Unos modelos lucen unos diseños de Alina Muzychenko el 17 de septiembre de 2019 en Moscú. AFP

Con unos pantalones a la altura de los tobillos y una sudadera beige, Alina Muzychenko casi pasaría desapercibida en las calles de Moscú si no fuera por por sus calcetines rosados, donde aparecen dos policías antidisturbios que se dan la mano.

La marca Kultrab, creada por esta mujer de 34 años y su esposo Egor Eremeiev, es una de las pocas que apoya el movimiento de protesta que sacudió la capital rusa este verano.

Su ropa, que se vende en internet y en tiendas, es mucho más popular desde esas manifestaciones contra la exclusión de candidatos de la oposición en las elecciones locales, reprimidas por las autoridades y que llevaron a miles de arrestos y condenas.

“Este verano ha cambiado muchas cosas, y cada vez más gente ha comenzado a despertarse”, dice la estilista, muy involucrada en política.

En su pequeño apartamento en el norte de Moscú, Alina y Egor clasifican calcetines, bufandas, bolsos y otros de los accesorios que diseñan.

En una de sus últimas creaciones, una camiseta, aparecen dos policías alados con bastones como si fueran varitas mágicas. También aparece un hombre esposado y una inscripción en inglés, “Freedom and love” (“Libertad y amor”).

“Lo hacemos todo con muchos colores para que la gente no tenga miedo, sino que, al contrario, salga y difunda este mensaje”, comenta Egor, de 32 años.

La camiseta cuesta 2.500 rublos (35 euros). Las primeras, lanzadas en agosto, se agotaron en pocos días y el diseño apareció en una lista de la web Afisha.ru de prendas que “hay que llevar” en las manifestaciones.

Nueva audiencia

Unos modelos lucen unas camisetas de la diseñadora de moda Alina Muzychenko, una de ellas con un retrato de Lenin (drhca), el 17 de septiembre de 2019 en Moscú. AFP

Las ventas de Kultrab han servido para financiar Mediazona, una web de información de actualidad rusa, así como una asociación de ayuda para drogadictos.

A principios de septiembre, Muzychenko fue arrestada por la policía, junto a integrantes de la banda punk Pussy Riot.

Todas fueron a una sesión de fotos disfrazadas con falsos uniformes de la policía y llevaban una pancarta que pedía la renuncia del presidente Vladimir Putin.

Fueron liberados unas horas más tarde, mientras sus partidarios estaban sentados frente a la comisaría.

La pareja asegura que sus creaciones quieren involucrar a más jóvenes de la sociedad civil.

“A través de la ropa, queremos alentar a una nueva audiencia para que aprenda qué es el activismo”, dice Muzychenko.

Sus creaciones van más allá de las manifestaciones e incluyen referencias a Lenin, a raperos rusos o a la legislación sobre drogas.

Su diseño de más éxito es una camiseta rosa en la que está escrito “Pizda”, una palabra muy malsonante en ruso para hablar del sexo femenino.

Una modelo luce una camiseta de Alina Muzychenko el 17 de septiembre de 2019 en Moscú. AFP

Eremeiev dice que se trata de “solidaridad femenina”. “¡Y de derechos!”, agrega Muzychenko.

La marca, lanzada en 2017, tiene como clientela principal a mujeres de entre 18 y 24 años, y nos es la única que usa la moda para lanzar mensajes políticos.

Desde hace años, el opositor Alexéi Navalni utiliza productos para atraer a los jóvenes, como camisetas y chaquetas negras donde aparece su nombre en el mismo estilo que la palabra “policía” de los uniformes de los agentes.

Otra marca conocida por sus mensajes de protesta es Barking Store, que tuvo mucho éxito con una camiseta que muestra una furgoneta de policía pero donde se lee “Autobús escolar”.

El fundador de Barking Store, Roman Belusov, explica cómo la idea de la camiseta nació en 2017 después de una ola de protestas de la oposición.

“Miles de estudiantes se encontraron dentro de los autobuses de la policía, de forma que el motivo se creó un poco por sí solo”, dice este joven de unos treinta años, que lleva esa camiseta.

“A veces la gente se detiene y me dice ‘¡Oh, muy bueno!’, asegura. “Caminas en Moscú y ves a personas que piensan lo mismo que tú, y es una buena sensación”. AFP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.