COMPARTE

Elizabeth Rafaela Carrera Lovera se separó de su marido hace cuatro años, porque la golpeaba mucho. Este sábado en la tarde el hombre llegó a la casa, la encontró escuchando música y la apuñaló por lo menos 10 veces, sin discusión previa.

El hecho ocurrió en la avenida principal de Guaica, municipio Carlos Arvelo.

Carrera Lovera, de 37 años, conformó un hogar con Richard Hernández, de 40, hace 17 años. En la parte de atrás de la parcela de la madre del hombre, construyeron su casa.

Allí procrearon a una niña que ahora tiene 16 años, y a dos varones de siete y 12 años. Familiares de la mujer contaron a las afueras de la morgue, que desde hace cierto tiempo Hernández se había tornado muy violento. Tuvo un amorío extramarital e hirió a la joven en el tórax. Peleó con un vecino y también lo cortó con un cuchillo.

Un día discutió con su mujer y cuando la estaba golpeando, su madre trató de mediar para que no la siguiera agrediendo, pero solo consiguió que la golpeara a ella también.

Los vecinos le sugirieron a Elizabeth Carrera que lo dejara y que lo denunciara ante la policía. Lo hizo y Richard Hernández tuvo que firmar una caución mediante la cual se comprometió a no acercársele más. Pero esto no bastó, siempre que visitaba a su madre, iba donde la mujer, discutía con ella por cualquier cosa y la golpeaba.

Elizabeth Carrera trabajaba de doméstica para criar a sus hijos, pero no quiso denunciar de nuevo a su exmarido, para que estos no sufrieran por tener a su padre preso.

Este sábado la mujer estaba sentada frente a su vivienda escuchando música y compartiendo con sus dos niños. Confiaba en que su expareja no le iba a hacer nada, porque se metió a evangélico, pero se equivocó.

El hombre llegó, entró a la casa, le dio más volumen al equipo de sonido y salió con un cuchillo en la mano. Se abalanzó sobre la mujer y sentada donde estaba, la acuchilló en repetidas oportunidades, sobre todo en el rostro. Los niños estaban atónitos y le pedían a su padre que parara, pero éste estaba enfurecido.

La hija adolescente que estaba durmiendo, despertó cuando escuchó los gritos de sus hermanos, pero solo alcanzó a ver a su papá cuando huía del lugar. Elizabeth Carrera quedó muerta en el sitio.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.