Foto Referencial
COMPARTE

Yorgenis Sánchez Barajas, de 26 años, residenciado en Petare, murió en un presunto enfrentamiento con funcionarios del Cicpc en la Cota Mil, pero un familiar que pidió mantener su nombre en reserva por resguardo de su vida, aseguró que tienen pruebas de que el hombre fue sacado esposado de la estación del Metro en Chacao.

Yorgenis estuvo preso y quedó en libertad por falta de pruebas. El familiar agrega que no era razón para matarlo y simular un enfrentamiento.

El martes salió de su casa con su esposa y su hija de seis años a comprar los estrenos de la niña en una reconocida tienda infantil del centro de Caracas, donde hacen ofertas.

A las 3:00 de la tarde se retiraron de la tienda en La Candelaria, caminando hacia La Hoyada Yorgenis le comentó a su esposa que un policía los estaba siguiendo, y entraron al Metro. Era el policía que una vez lo detuvo.

En el subterráneo Sánchez Barajas le dijo a la esposa que debían separarse, para evitar que les pasara algo a ellas, pero cuando se disponían a salir en la estación de Chacao, para ir al Sambil, lo capturaron a el y lo sacaron esposado a la superficie. La familia espera que puedan observar los videos. Los funcionarios iban en una moto y una camioneta Explorer dorada.

A la esposa le aconsejaron que no hiciera escándalo, para que la niña no se diera cuenta de lo que pasaba, y le indicaron que fuera a buscar al marido al Cicpc de la avenida Urdaneta.

Esa misma tarde, les informaron que había sido ingresado al hospital Vargas, procedente de la Cota Mil. La familia cuenta con el testimonio de un taxista que observó cuando al hombre lo bajaban de una moto, cerca del distribuidor Altamira, y después se escucharon las detonaciones.

Los funcionarios alegan que se trató de una persecución, que Yorgenis iba con otro hombre en una moto, pero el acompañante escapó y se llevó la bolsa con los estrenos de la niña.

La familia dice que acumularán las pruebas para exigir en la Fiscalía que se investigue este hecho. Tienen las facturas de compra en la tienda. A Yorgenis le dieron dos tiros a quemarropa en el pecho y seis en la espalda.

Al parecer, los funcionarios buscaban un lote de joyas robadas en un asalto, y finalmente encontraron parte del botín al allanar una vivienda horas después de la muerte de Yorgenis.

La familia está acumulando pruebas para acudir a la fiscalía después del entierro.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.