Menos del 50% de la población en condiciones de votar participará en los comicios del 20 de mayo, debido a la falta de confianza en el Consejo Nacional Electoral y al poco entusiasmo que generan los candidatos en contienda.

El último sondeo realizado por la encuestadora Pronóstico, un estudio cuantitativo efectuado entre el 20 y el 26 de abril, determinó que de haber un cambio en el CNE y en las condiciones electorales, la participación subiría de manera instantánea a un 89,3%.

Francisco Belllo, director de la encuestadora, detalló que los grandes partidos, los académicos, las autoridades de universidades autónomas, los estudiantes, los gremios profesionales, los empresarios, los trabajadores, la iglesia, los sectores culturales, entre otros factores del país no ven el 20 de mayo como una salida a la crisis. “En democracia las cosas se hacen por mayoría y se acatan por unanimidad”.

El estudio realizado por Pronóstico determinó que nueve de cada 10 venezolanos piensan que las cosas están mal. Tres de cuatro consideran imposible que las circunstancias mejoren con Nicolás Maduro en la presidencia de la República. Ante estas cifras, el presidente de la institución, Francisco Bello, asegura que el primer mandatario tiene a su favor los poderes del Estado subordinados al ejecutivo, pero en contraparte un país que se queja y se resiste a morir de mengua.

En el trabajo también se revela que la percepción de Maduro se encuentra en el nivel más crítico al que puede llegar, que Bello calificó como “piso de roca”. “En una economía paralizada como la venezolana, se estima que el 25% de los venezolanos vive directa o indirectamente del gobierno nacional y aun así, 8 de cada 10 personas piensan que su gestión es negativa.

Bello comentó que la mayoría de la población siente un alto grado de desconfianza y desagrado por Maduro, de acuerdo con la investigación. “Lo menos importante en este momento son unas elecciones que nadie está volteando a ver, cuando lo que realmente puede sacar a Nicolás Maduro es la miseria, el hambre y el país que se está cayendo”.

Triunfo de Falcón, una ingenuidad

Según Francisco Bello, pensar que Falcón puede ganar “es una ingenuidad”. El no es opción para salir de Maduro, pues las condiciones no están dadas. El gobierno cuenta con el 100% del padrón electoral, probado y entrenado en decenas de elecciones, el comando de Falcón ha reconocido tener serias deficiencias en este particular e incluso confia en la buena voluntad de los miembros de mesa designados por el CNE. Si no hay padrón, si no hay quien cuide el voto, si no hay quien movilice a la gente, ¿cómo se pretende ganar?”.

Bertucci, la estocada final

El candidato por el partido Esperanza por el Cambio, Javier Bertucci reprersenta, para el encuestador, el diseño perfecto de una “tormenta” que busca acabar con las opciones de la oposición, pues ha invertido una gran suma de dinero en su campaña a sabiendas de que no puede ganar.

En el estudio se considera que ninguno de los votos que eventualmente pueda lograr Bertucci no se le restarán al gobierno sino a Henri Falcón. “La cuenta es clara: si votará menos del 50% y el gobierno controla cerca del 25% del electorado, los votos que le quite el pastor a Falcón serán la estocada final”.

La conclusión de Bello es clara: Falcón tiene en sus manos la posibilidad de ser pieza fundamental en la salida de Maduro, pero no manteniéndose en la contienda. “Falcón debe escoger entre convertirse en héroe y líder indiscutible de los venezolanos o en cómplice de lo que la gente considera un simulacro electoral y ganarse el repudio del pueblo”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.