Venezolanos en Fátima. (Cortesía)
COMPARTE

Freddy y Naileth es un matrimonio venezolano de la ciudad de Carora, Estado Lara, que ha decidido peregrinar 7.500 kilómetros hasta Fátima, con el propósito de pedir al papa que sea el mediador para que, con diálogo, acabe con la represión de Venezuela.

Este matrimonio, que tiene una tienda de repuestos de automoción, acude al santuario luso de manera ininterrumpida desde hace cuatro año y, según Freddy, esta vez vinieron porque estará el Papa, “ y porque queremos la paz para Venezuela”.

Francisco aterrizará pasadas las 16.00 hora local (15.00 GMT) en el aeropuerto de Monte Real y llegará al santuario unas dos horas después para participar en los actos organizados con motivo del centenario de las apariciones marianas.

“A ver si es posible que el Papa escuche al arzobispo venezolano para que sea consciente de la realidad que tenemos”, insistió el peregrino Freddy.

Su esposa, Naileth, lamenta la falta de libertad de expresión o la falta de comida y de medicamentos en su país e incide en que “es necesario que se restablezca la paz en Venezuela”.

Al matrimonio, que llegó ayer a Fátima tras pasar un día en España, se unirá un grupo de otros diez venezolanos que llegarán hoy al aeropuerto de Oporto.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.