Al menos 150 mil barriles diarios de gasolina se han dejado de producir en el Complejo Refinador Paraguaná (CRP), tras la falla eléctrica registrada el pasado fin de semana en ese sector del estado Falcón.

El secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores de Petróleos de Venezuela, Iván Freites, aseguró que en la última semana, más de cincuenta trabajadores de las plantas Amuay y Cardón han renunciado, debido a que consideran que no existen las condiciones mínimas de seguridad industrial e higiene para llevar a cabo sus labores en ambas plantas.

Las declaraciones las dio Freites durante el programa “Marca País” transmitido por Fedecámaras Radio, donde puntualizó que “arrancar una refinería con la situación que estamos viviendo en las instalaciones de la planta es grave”.

El dirigente sindical advirtió que “en estos momentos es imposible recuperar la industria petrolera nacional”.

Freites explicó que se necesitan más de 25 mil trabajadores profesionales para llevar la producción a los niveles que había en el año 1998, afirmó el sindicalista.

El representante gremial, destacó que gran parte de la gasolina que ingresa a Venezuela es producto del “trueque” hecho por el gobierno de Nicolás Maduro con empresas de hidrocarburos de administraciones aliadas.

El sindicalista precisó que así funciona “le cambiamos 1 millón de barriles de crudo a Rusia por 250 mil de gasolina”. De manera que “estamos frente a un saqueo nunca visto en la industria petrolera nacional” aseveró Freites.

El gremialista indicó que “en vista de que están paralizadas todas las plantas productoras de gasolina, dependemos de las importaciones para abastecernos de combustible”.

Sistema eléctrico frágil

A juicio del presidente de la Asociación Venezolana de Energía Eléctrica, Mecánica y Profesiones afines, Winston Cabas, el sistema de distribución eléctrica es “frágil inestable y vulnerable”.

Expuso que lo ocurrido en las plantas de Amuay y Cardón demuestra la crisis y la vulnerabilidad del sistema eléctrico nacional.

Cabas dijo que actualmente solo se están distribuyendo unos 6 mil quinientos megavatios para cubrir la demanda en el interior del país.

Según el especialista es necesario convocar al sector privado, técnicos especializados y a las universidades para resolver la situación energética en el territorio nacional.

Asimismo, denunció las renuncias significativas de personal obrero, luego del apagón ocurrido el 7 de marzo pasado.

Leer más: http://www.eluniversal.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.