El primer ministro palestino, Rami Hamdallah, preside reunión del gabinete gubernamental de reconciliación en la ciudad de Gaza. (AFP)
El primer ministro palestino, Rami Hamdallah, reunió este martes a su gobierno en la Franja de Gaza por primera vez desde 2014, un intento de sellar la reconciliación con Hamas a la que Israel fija sus propias condiciones.
Israel no está dispuesta a tratar con un gobierno que reúna a todas las facciones palestinas a menos que Hamas desmantele su brazo armado, rompa con Irán y reconozca a Israel, dijo el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, unas condiciones a priori imposibles de cumplir para el movimiento islamista.
Hamdallah reunió a su gabinete en Gaza, un nuevo avance en los esfuerzos de los distintos grupos palestinos para superar una década de divisiones.

“Estamos aquí para pasar la página de la división y restituir al proyecto nacional su rumbo correcto, que es la creación de un Estado” palestino, declaró Hamdallah ante sus ministros reunidos bajo los retratos del líder histórico Yaser Arafat y del actual presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas.

La visita de Hamdallah prepara el terreno para una traspaso progresivo de responsabilidades de Hamas hacia la Autoridad Palestina, de la que emana el gobierno.

Hamas, considerado como un movimiento terrorista por Israel, Estados Unidos o la Unión Europea y que tampoco tiene las simpatías de algunos países árabes, expulsó a la Autoridad Palestina de Gaza en 2007.

Fue al precio de un conflicto casi civil contra Fatah, su gran rival laico y moderado y que domina la Autoridad Palestina, una entidad reconocida internacionalmente y que en teoría es la prefiguración de un futuro estado palestino.

Desde entonces, la Autoridad sólo ejerce su poder, y de manera limitada, en Cisjordania, un territorio ocupado por Israel desde hace 50 años y separado de Gaza por pocos kilómetros.

Oportunidad para la paz

Los desacuerdos entre palestinos están considerados como uno de los principales obstáculos para resolver el conflicto israelopalestino y una de las causas de las condiciones de vida extremas en la Franja de Gaza, donde la población es víctima de la guerra, el bloqueo de Israel y Egipto, el desempleo y la escasez de agua y electricidad, entre otros.

La última vez que hubo un gobierno palestino de “consenso nacional”, formado por tecnócratas, fue en 2014, tras un conflicto entre Hamas e Israel. Pero unidad estalló en 2015.

El pasado mes de septiembre sin embargo Hamas terminó aceptando el retorno de la Autoridad Palestina a Gaza, bajo presión de Egipto y también por la presión económica de Abas, que dejó de pagar las facturas de la electricidad israelí que abastece Gaza.

Abas aseguró este lunes a la cadena CBC que estas medidas se levantarán pero solo “cuando el gobierno sea capaz de asumir sus responsabilidades”, también en materia de seguridad y de control de pasos fronterizos con Egipto e Israel.

Una de las cuestiones clave es saber si Hamas, que dispone de una fuerza armada estimada en unos 25.000 hombres, está dispuesto a ceder el control de la seguridad.

“Será un solo Estado, un solo sistema, una sola ley y una sola arma”, dijo Abas.

El Fatah y Hamas se reunirán la semana que viene en El Cairo aunque la reconciliación tomará tiempo, advirtió Abas.

Netanyahu rechazó este martes cualquier tipo de reconciliación que no suponga el desarme del brazo armado del movimiento islamista Hamas, así como el fin de sus relaciones con Irán y el reconocimiento del Estado de Israel.

“A los que buscan una reconciliación les decimos que reconozcan al Estado de Israel, desmantelen el brazo armado de Hamas y corten sus relaciones con Irán, que pide nuestra destrucción”, dijo Netanyahu en un comunicado.

En paralelo los palestinos cuentan con Egipto, un actor históricamente clave en Gaza, para sellar la reconciliación.

El presidente egipcio Abdel Fatah Al Sisi transmitió un mensaje de apoyo a los palestinos y dijo ver en la reconciliación “una oportunidad de hacer la paz en la región”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.