Foto: Mundodeportivo
COMPARTE

El Atlético de Madrid ganó 2-0 este miércoles a la Roma la quinta jornada de la Liga de Campeones, con goles de Antoine Griezmann y Kevin Gameiro, que permiten a los rojiblancos seguir soñando con la clasificación a octavos.

Griezmann abrió el marcador al rematar de chilena un pase de argentino Ángel Correa (69), antes de que Gameiro aprovechara un pase en profundidad de su compatriota para hacer el 2-0, que deja a los rojiblancos una remota posibilidad de estar en la siguiente fase de la ‘Champions’.

El Atlético tendrá ahora que ganar dentro de dos semanas en Londres contra el Chelsea y esperar que la Roma no puntúe frente al Qarabag.

Los rojiblancos salieron dispuestos a llevarse el encuentro, pero tuvieron que esperar hasta casi el final del encuentro para encontrarlo frente a una Roma que acabó con diez por la expulsión de Bruno Peres por doble amonestación (83).

La mala suerte además parecía perseguirlos cuando en el 39 Augusto Fernández, vio como el árbitro le anulaba un gol por una rigurosa mano del propio centrocampista argentino.

Presión 

Los hombres de Diego Simeone presionaban muy arriba, tratando de recuperar rápido el esférico, hasta el punto de lograr dominar ligeramente en un partido igualado.

Los locales llegaban más a los dominios del portero Alisson Becker, pero fallaban en los metros finales.

A los 9 minutos el balón se paseaba por la línea de gol sin que lograra llegar a rematarlo Fernando Torres, titular por tercera vez con su equipo esta temporada.

Antoine Griezmann tampoco llegaría al remate de un centro desde la izquierda del belga Yannick Carrasco (24), antes de enviar fuera un disparo lejano (30).

El delantero francés, muy cuestionado por su rendimiento, luchó y corrió este miércoles, pero veía como el gol se le seguía resistiendo.

Diego Perotti y Aleksander Kolarov trataron de aprovechar la debilidad del Atlético por la banda izquierda, donde Thomas penaba para lograr parar a los jugadores romanos.

Pero, los visitantes también se mostraban imprecisos en los metros finales y ambos equipos se fueron al descanso con un empate, funesto para los intereses rojiblancos.

La conexión francesa 

Tras el descanso y sabiendo que sólo valía ganar, Simeone decidió ir a por todas dando entrada a Kevin Gameiro y Ángel Correa buscando mayor mordiente en el ataque.

Un susto de la Roma con un disparo al palo de Radja Nainggolan (64) dio paso a los mejores minutos de juego del Atlético de Madrid con velocidad y llegada.

En el 69, Correa llegaba hasta la línea de fondo para meter un balón al centro del área, donde Griezmann se elevó para conectar una chilena que supuso el 1-0 para delirio de los aficionados rojiblancos.

El delantero francés celebró con furia un gol, el quinto en 15 partidos, que ponía fin a una larga seguía goleadora.

Con el marcador a favor, el Atlético jugó más tranquilo y dio un paso atrás buscando defender un resultado que le daba aire en el torneo continental.

El tanto fue un jarro de agua fría para la Roma que se desarmó y casi al final del encuentro, Griezmann metió un balón en profundidad a Gameiro para batir por segunda vez a Becker (86).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.