(Foto EFE)
COMPARTE

El Gobierno de Guatemala reiteró la necesidad de preservar el Estado de derecho, el apego a las normas constitucionales, la separación de poderes, la libre expresión de pensamiento y el irrestricto respeto a los derechos humanos en Venezuela, valores esenciales para conservar y consolidar la democracia.

Es nuestro deber exhortar al Gobierno y a la oposición a volver a los espacios de diálogo, tal como ha llamado el papa Francisco, y a que se abstengan de incurrir a la violencia, dijo el canciller guatemalteco durante se intervención en la sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA) de este miércoles.

Nuestro país no puede quedarse callado ante violaciones a los derechos humanos, sentenció el representante diplomático. “Nuestra postura respecto a la problemática por la que atraviesa la República Bolivariana de Venezuela es de solidaridad hacia ese hermano pueblo y por ello nuestro interés de que esta situación se resuelva en beneficio de los venezolanos”.

Resaltó que el Gobierno guatemalteco respeta el principio de la no intervención y no busca erigirse como juez ni arbitro de los hechos políticos y sociales de otros países. A su juicio, el dialogo y la negociación constituyen la vía para la resolución de conflictos,y aunque los mismos sena de gravedad, nunca se deben agotar.

Tenemos nuestra propia experiencia de décadas de conflicto y confrontación que requirieron esfuerzos trascendentales en un tiempo prolongado. Aprendimos que el respeto a la vida es lo más importante, recordó. Guatemala, en la grave crisis que enfrentó en el 2015, mostró civismo. La conducta de la población fue ejemplar durante los meses de manifestaciones y las instituciones estatales respetaron la vida de sus habitantes sin que se dieran incidentes de represión. “No hubo un herido, no hubo un fallecido ni restricciones de libertades”.

Los cancilleres acuden divididos a su primera reunión sobre la situación venezolana. El grupo impulsor del encuentro -liderado por países como México, EE.UU., Perú y Canadá- promueve una declaración que pide a Maduro “el cese” de la Asamblea Constituyente “en la forma en que está concebida actualmente”, la liberación de los “presos políticos” y un calendario electoral con observación internacional.

Los 14 países de la Comunidad del Caribe (Caricom) presentaron el martes un segundo proyecto que no incluye la mayoría de las demandas del texto del grupo de Perú, lo que ha desanimado a algunas delegaciones, indicaron a Efe fuentes diplomáticas.

En lo que sí coinciden los dos borradores es en pedir el cese de la violencia a todas las partes, un nuevo proceso de diálogo, la creación de un grupo que lo acompañe y en la invitación a Venezuela a reconsiderar su decisión de dejar la OEA.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.