Lugar donde duermen algunas personas que invaden el parque (foto: Richard Tineo)

Entre invasiones e inseguridad. Así es el día a día de los habitantes de Valles de Camoruco, específicamente las residencias Paraíso E, Paraíso G, Paraíso H y Paraíso I, las cuales rodean el parque Paraíso, lugar que ha sido blanco de invasión de personas en situación de calle.

Desde enero de este año se presentó la ocupación ilegal de una infraestructura, ubicada en el parque, que estaba destinada a sede del consejo comunal de la zona, pero ante la tardanza para comenzar las actividades correspondientes,  se produjo esta incomoda realidad, como lo definen sus habitantes.

Estas personas, que llegan al lugar en horas de la tarde, según Gabriel Pinto, atentan contra la tranquilidad de los vecinos.

Pinto, quien reside en las residencias Paraiso G, ha visto a varios hombres, de entre 30 a 40 años, que duermen y habitan el lugar a partir de las 3:00 p.m. hasta las 6:00 p.m. Como a las 4:00 p.m llega siempre una familia, descansan un rato y se van. “Todos parecen no conocerse”.

Jesús Cortés, miembro de la junta de condominio de las residencias Paraíso I, comentó que cerca del parque se ubica un río y debajo de ese puente habitan los indigentes. “Allí ellos se bañan y pasan el resto del día”.

Esa infraestructura se construyó principalmente para que funcionara como sede del consejo comunal de Valles de Camoruco, pero nunca se llegó a nada. “No hay seguridad en el parque, al portón le faltan algunos barrotes y a las 6:00 p.m queda en total oscuridad”, denunció Cortés.

Arnaldo Gallo, miembro de la junta de condominio de residencias paraíso I, comentó que en vista de que no se le ha dado el uso correcto a la sede del consejo comuncal, las personas en situación de calle han tomado el lugar para descansar y hacer sus necesidades fisiológicas. “El año pasado vino un grupo de la Alcaldía de Valencia, colocaron unos columpios, dijeron que entregarían esa casa al consejo comunal pero eso se quedó en palabras, solo instalaron eso y no aparecieron más”.

Los vecinos denunciaron la inseguridad en la zona ante la Policía de Carabobo, en El Parral, pero, de acuerdo con Gallo, la indiferencia es total

A los columpios de plástico asiste periódicamente una señora con cuatro menores de edad, están un rato y se van, dijeron los vecinos. .

Un niño, al momento de tomar las fotografías, explicó que cuando él va al parque a jugar siempre ve a varios hombres durmiendo allí. “Los cuartos huelen mal, a veces está un señor y una chamita durmiendo”.

ROBOS DURANTE EL DÍA

La delincuencia es común en la zona, comentó  Jesús Cortés. A diario los motorizados atracan a quienes transitan por la cuadra. “Aquí roban mucho, esto es a cada rato”.

Otra de las denuncias de Cortés es que no se podan los arboles y esto dificulta el alumbrado en la zona durante la noche.

El pasado viernes en la madrugada unos desconocidos reventaron el cerco eléctrico que protege las residencias Paraíso I y,aunque los miembros de la junta de condominio llamaron a la policía, nunca llegaron. “Todavía estamos esperando que aparezcan”, comentó Cortés.

Arnaldo Gallo detalló que se vieron en la necesidad de contratar a un segundo vigilante para que cubra la parte de atrás de las residencias Paraíso I. Ellos como habitantes velaran por su seguridad y recuperaran el cerco eléctrico y unos reflectores que fueron hurtados.

Los vecinos siguen a la espera de una respuesta por parte de cualquier ente que quiera apoyar al sector de Valles de Camoruco.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.