Extraordinaria dama, digna representante del gentilicio marabino. Nació el 21 de enero de 1881, del matrimonio de Don Juan Nepomuceno Luciani y Casimira Eduardo.
En su dilatada vida, Doña Lucila logró destacar por sus exhaustivos estudios históricos, brillantes ensayos, conocimientos de música y pintura.

Sobre todo por su activa participación en las luchas sociales que le permitieron iniciar el Movimiento Feminista de Venezuela.

Residenciada en Caracas, su vehemente pasión por la música, creció al ser instruida por los mejores profesores de la época, especialmente de piano y violín; de estos, el afamado Ramón Delgado Palacios, quien le brindó la oportunidad de presentarse en conciertos privados y públicos.

En 1909, contrajo nupcias con el reconocido médico Manuel Pérez Díaz pionero de los estudios sobre Dermatología en nuestro país.

Ingresó en la Ilustre Academia Nacional de la Historia el 28 de abril de 1940.

su discurso de incorporación realizado el 5 de junio, inspirado en los postulados del generalísimo Francisco de Miranda.

Expresó con profundidad y estilo, la igualdad de la mujer en los aspectos social, cultural y oficial.

«Es la Primera Mujer en ingresar en la Docta Corporación, ocupando el Sillón «X», vacante por la muerte del doctor Plácido Daniel Rodríguez Rivero».

El discurso de bienvenida lo respondió el doctor Juan José Mendoza, quien expresó honda satisfacción por el ingreso de la primera mujer a la Docta Corporación.

Honroso ingreso, que permitió vencer los prejuicios manejados hasta el momento.

Facilitó el ingreso de la segunda venezolana a la Academia, representada por la ensayista Ermila Troconis de Veracoechea, ocupó el Sillón «Q», vacante por la muerte del ilustre doctor Cristóbal L. Mendoza (1886-1978).

Continuando en la incorporación de la mujer en tan notables posiciones, el 21 de junio del 2001, ingresó la doctora en Medicina Nora Bustamante Luciani, también marabina, docente, investigadora y acuciosa historiadora, sobrina de Doña Lucila.

El matrimonio Pérez Luciani procreó a: Álvaro, Hernán, Vasco, Ramiro, Gonzalo, Lucy, Rodrigo y Alonso.

De su extensa producción literaria, destacan: «La batalla de Boyacá», su importancia militar y política; «Seis Ensayos sobre Bolívar»; «La maravillosa historia de unos restos»; «El Caballero sin miedo y sin tacha»; «Miranda, su vida y su obra»; «Páginas sueltas».

Su dilatada trayectoria cultural, histórica y social, le permitieron ocupar relevantes cargos públicos y privados, entre ellos: Primera Directora de la Escuela Normal de Maestras en 1936.

«Sus aquilatados méritos le hicieron merecer la distinguida denominación de de Iniciadora del Movimiento Feminista en Venezuela»

Falleció en Caracas el 8 de marzo de 1971, a los ochenta y nueve años de edad, dejando un valioso legado de ensayos y monografías, afanosos trabajos investigativos, que trazaron la senda para elevar el status de la mujer venezolana.

Eumenes Fuguet Borregales.
[email protected]




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.