¡Hoy, cada día de hoy, es un día que es siempre único, porque ocurre cada vez que “nace” un nuevo día! ¿Pero, seguro que saben qué día es hoy, amigos; y, además, saben por qué les pregunto esto? ¡Pero si se confunden, bien vale hacerles unas sencillas explicaciones, que muchos nos hacemos en cada día, semana y mes!
Comprender el día de Hoy es captar el inmenso valor de una fecha grande, como lo es ese día. Para comprender en profundidad el significado de HOY, porque pensemos que “jamás, en toda la historia pasada, presente o futura de la humanidad, ha habido, hay o habrá, otro día igual a cada día de Hoy, para cada uno de los millones de personas que hayan vivido, o que hacen vida con nosotros en nuestra querida tierra”. ¡impresionante lo que acabamos de pensar! ¿Se les había ocurrido pensar de esta manera sobre cada día del año? ¡Hablamos de días únicos, irrepetibles, que no pueden copiarse, por más que lo queramos!

Entendamos que cada Hoy es un día único, exclusivo para cada quien que lo viva; y que, por eso, tenemos que “vivirlo en forma exclusiva”. Porque Hoy es la conexión directa con el ‘presente’. Hoy es estar ‘ahora’, aquí, en este lugar. Hoy es vivir en ‘consciencia’, ahora, en contacto con nuestra propia ‘realidad’, aunque nuestros pensamientos y recuerdos estén de pronto, o a ratos, en distantes y diferentes lugares: ¡Hoy es la intensa aventura de sentir el existir!

Hoy, como ahora, es estar en este momento, es estar leyendo estas palabras que ahora leo; es vivir estas ideas, es descifrar muchos significados y sentimientos; y hasta podríamos convertir en felicidad lo que ahora, en este momento es Hoy.

¡Sólo nosotros podemos averiguar cuáles y cómo son los instantes de Hoy, o salir a encontrarlos cuando ocurran!

Pero, no pidamos auxilio a quienes andan desorientados, buscando sus propios sueños, perdidos o presentes en sus Hoy propios; quizás confundidos, extraviados, o llenos de irrealidades y angustias. ¡A esos no recurramos hoy, porque esos, quizás, no estén viviendo en un buen Hoy!

¡No nos quedemos pensando, Hoy, en qué y cómo será el mañana cuando sea un nuevo Hoy; tal vez lamentándonos por no haber vivido en profundo lo que Hoy pudo ser!
Nuestras hojas de ruta (experiencias) nos dicen mucho sobre las energías acumuladas en nuestra personalidad. No dejemos que ese potencial escape sin dejarnos sus beneficios, aunque sean huellas. Procuremos trabajar siempre de pie, en alto y sobre bases firmes, como partes de un equipo, en pareja o con amigos. De ellos podremos recibir seguridad, ideas y afecto.

La más sencilla realidad supera la más ostentosa fantasía, porque es realidad lo único que, realmente, tenemos. Vayamos lejos de los súper poderes; esos que sólo nos dejan miedos, esperanzas frágiles, y muchas adicciones. El mayor poder está en nosotros: ¡Somos nosotros, son ustedes, eres tú, soy yo!

Hoy es, en sí mismo, el mañana de ayer, y eso hace del tiempo una cambiante continuidad. Todo cambia y es eso lo que permite que ocurra esa transformación en el tiempo. Los humanos somos complejos, y a veces divertidos y extraños. Mientras unos se marchan otros regresan, ¡pero debemos recordar que el que se va no regresa!, aun cuando vuelva “arrepentido”, y por más que lo esté… Les deseo un gran día, en medio de un cálido abrazo…

“El curso de la vida es impredecible. Nadie puede escribir su propia biografía por adelantado” A. J. Heschel. (Polonia)

Hernani Zambrano Giménez
hernaniz@yahoo.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.