Inteligencia austríaca recibió información de que el atacante de Viena quería comprar munición
/ Foto: Cortesía

Los servicios de inteligencia austríacos resultaron informados por Eslovaquia de que el autor del atentado de Viena intentó comprar municiones antes del ataque en el que murieron cuatro personas, anunció el miércoles el ministro austríaco del Interior.

“En las últimas horas, aparecieron informaciones que apuntan, que poco antes del ataque terrorista, los servicios secretos eslovacos informaron a la BVT (servicios de inteligencia austríacos) sobre el atacante. Les indicaron que intentó adquirir municiones”, aseguró el ministro Karl Nehammer durante una rueda de prensa.

Nehammer también acusó a su predecesor al frente del Ministerio del Interior, un dirigente del ultraderechista FPÖ, de haber debilitado el funcionamiento de los servicios de inteligencia.

“Mi predecesor Herbert Kickl provocó unos daños considerables, por no decir que destruyó el BVT”, afirmó el ministro.

Autor austríaco-macedonio

El autor del atentado en Viena resultó un joven austríaco, de 20 años y originario de Macedonia del Norte, que simpatizaba con el grupo yihadista Estado Islámico (EI) y a quien se le condenó, en abril de 2019, a 22 meses de cárcel por haber intentado viajar a Siria, aunque salió de manera anticipada de la prisión.

El ataque del lunes por la noche en varios puntos de Viena provocó 4 muertos y representó el primer atentado islamista en la historia de Austria.

© Agence France-Presse




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.