El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski (Foto EFE)
COMPARTE

El presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski alertó este viernes en la ONU sobre el peligro de una emigración masiva de venezolanos hacia otros países de la región, pocas horas antes de reunirse en Washington con el presidente estadounidense Donald Trump.

Kuczynski, que será el primer gobernante latinoamericano en reunirse con el nuevo mandatario estadounidense cuando arribe a la Casa Blanca en la tarde, adelantó que en la agenda hay “temas candentes” como la situación en Venezuela.

“Venezuela no quiere interferencias, eso es natural, pero también hay un peligro de una emigración masiva hacia Colombia, hacia Curaçao y otros países de América Latina”, dijo Kuczynski a periodistas de agencias internacionales en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York, tras reunirse con el secretario general Antonio Guterres.

Kuczynski ha abogado por la creación de un grupo internacional de países en apoyo de la población venezolana, agobiada por la falta de alimentos y medicinas, y la inflación más alta del mundo, proyectada por el FMI en 1.660% para 2017.

En Venezuela “puede haber graves problemas de salud, entonces tenemos que estar dispuestos un grupo de países a ayudar. No a interferir, pero a ayudar”, afirmó.

Venezuela representa un raro punto común de entendimiento entre los dos líderes de posiciones distintas: Kuczynski, un liberal de derecha, y Trump, el magnate inmobiliario de políticas proteccionistas.

Trump, que asumió el gobierno hace poco más de un mes, ya hizo un llamado a liberar al dirigente opositor venezolano Leopoldo López, y el Departamento del Tesoro impuso sanciones al vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, acusado de narcotráfico.

Además, tanto Trump como Kuczynski recibieron recientemente a Lilian Tintori, la esposa de Leopoldo López.

– Deportaciones “grave” –

El mandatario peruano también tratará el tema de la inmigración con Trump, quien llegó al poder con un duro discurso antiinmigrante, especialmente contra los mexicanos, y ha aprobado decretos que facilitan la deportación de los indocumentados.

Unos 11 millones de personas indocumentados residen en Estados Unidos, la mayoría provenientes de Latinoamérica. La deportación masiva hacia sus países de origen “sería grave”, dijo Kuczynski, aunque recordó que altos funcionarios del gobierno Trump descartaron que esto suceda.

Dos millones de peruanos viven fuera del país, cerca de la mitad en Estados Unidos, “la mayoría legales”, dijo Kuczynski, un exbanquero de Wall Street y exfuncionario del Banco Mundial.

Kuczynski, que asumió el poder en julio de 2016, llega a Estados Unidos en tiempos en que América Latina y el mundo observan con atención a Trump, quien va erigiendo un gobierno muy distinto del de su antecesor, el demócrata Barack Obama.

El mandatario estadounidense, más preocupado por proteger la industria doméstica que por abrirse al comercio mundial, desvinculó a Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico (TPP) promovido por Obama con otros 11 países.

Gran defensor del libre comercio, Kuczynski dijo que explicará a Trump que mantener acuerdos comerciales con los tres países sudamericanos del Pacífico -Chile, Perú y Colombia-, que suman 100 millones de habitantes, es beneficioso para Washington.

“Los tres tenemos tratados con Estados Unidos que andan muy bien y son superavitarios con Estados Unidos”, dijo Kuczynski.

Estados Unidos es el segundo mercado de productos peruanos, solo superado por China.

El presidente peruano reconoció que un TPP sin Estados Unidos “es muy difícil”, pero sostuvo que “lo que sí es posible es un TLC de los países del Pacífico, China, y llegando hasta la India”. “Eso está en discusión en este momento”, puntualizó.

Para entrar en vigor, el TPP -que excluía a China- debería ser ratificado por seis países que representasen el 85% del PIB del bloque. Sin Estados Unidos, eso es prácticamente imposible.

– Pasadas declaraciones –

El encuentro puede resultar incómodo para el mandatario peruano, quien en septiembre calificó como “un crimen” el plan de Trump de construir un muro en la frontera entre Estados Unidos y México y criticó sus nombramientos a las carteras de medioambiente y energía.

Kuczynski señaló que no hablará con Trump sobre la eventual deportación del expresidente peruano Alejandro Toledo a Perú, a menos que el mandatario estadounidense saque el tema.

Toledo, acusado por la justicia peruana de haber aceptado 20 millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, estaría en California, donde es profesor visitante en la Universidad de Stanford.

El primer presidente de un país latinoamericano en visitar a Trump debió ser el mexicano Enrique Peña Nieto, quien canceló la cita en medio de crisis diplomática generada por el tema de la inmigración.

Kuczynski recibirá el sábado la medalla James Madison, la máxima condecoración de la Universidad de Princeton, donde hizo estudios de postgrado en administración pública tras estudiar economía, filosofía y política en la Universidad de Oxford.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.