En cualquier momento de nuestra vida podemos entrar en una confusión existencial. De ser así, un desagrado depresivo puede dominar nuestra consciencia, y sumirnos en situación anímica riesgosa. Un caso es vivir en aislamiento y desorientación, con angustia y ansiedad. ¡Algo tenemos que hacer!

Hay acciones de mediana complejidad y ejecución: ¡Preguntémonos! ¿Estaremos viviendo cerca de una soledad negativa, que nosotros hemos creado? ¡Podríamos convertirla en una soledad positiva, vivaz, creativa y pensante!

¡Quizás nos resulte bien, también, buscar los viejos amigos!

¡Buscarnos nosotros a nosotros mismos para encontrarnos en positivo es lo primero a hacer al volcarnos a buscar amigos! ¡Qué beneficioso es tener muchos amigos (y amigas)!

Emociona ver cómo en efecto multiplicador muchos tienen, a la vez, muchos sólidos amigos; probémoslo, porque como hemos oído en lenguaje de la calle, “los amigos de mis amigos son mis amigos”. ¡Y que así sea, siempre!

Aunque sea uno solo el ser humano que consideremos como amigo por el momento, ese único es una buena manera de reiniciarnos en la vida, para comenzar de nuevo. ¡Que sintamos profundo beneficio de esta ganancia! ¡Ganador de amistades en este momento sublime que nos rodea!

Significa irnos a encontrar tiempos calmados, tiempos de bosques de verde silencio para escuchar cómo habla y cómo nos comunica la gente amiga; tanto aquellas de escaso habla, como las que mucho lo hacen y disfrutan.

¡Pero no pidamos auxilio a quienes buscan claridad en gente de recuerdos cargados de irrealidades y angustias, que así sobre existen!

Busquemos trabajar con alguna amistad amiga, en equipo, en trabajo, en la pareja. Siempre el amigo (a) de quien recibas seguridad y bienestar, conocimientos útiles, afecto. Esto lo sentimos porque nos ayuda a respirar mejor, relajarnos, y acomodar nuestro cerebro en las mejores posturas y actividades…

¡Recuerda que la realidad supera a la fantasía, por más disfraces con que ocultemos la fantasía! La realidad tiene ventaja de ser palpable y estar ante nosotros; podemos tocarla, sentirla, manipularla, como lo garantizado. ¡Bravo por la amistad!

Alejémonos de los superpoderes humanos, de gente de glamoroso hablar y escribir, de fina pose, que dejan huellas secas, miedos fríos, esperanzas débiles, fragilidad, quebradizas adicciones y vicios insistentes. Nada de los residuos engañosos serán garantías de futuro, y menos del presente que escribe la historia.

Durante el muy largo proceso de desarrollo de la especie humana fuimos diseñados para valernos de la comunidad, para ser amigos y tener amigos, para dar y recibir, para amar y ser amados; para vivir como seres vinculares.

Ante estas realidades, necesitamos saber cómo tener cada amistad que nos ajuste con los exigentes y grandes valores de la vida, en un tránsito compartido, libre de egoísmo, de heridas y males. ¡Sin la buena amistad, esto decaerá!

Es necesario sembrar amistad con actos incondicionales hacia el otro, si queremos que la relación emocional funcione y perdure. Cosecharás lo que siembras, y si das amistad creas las bases para que recibas una limpia amistad.

¡El mayor y grande poder está en nosotros; somos nosotros! “Hoy es el mañana del ayer”, escuché decir a alguien en una ocasión. ¡Qué belleza de forma de hablar, fue lo primero que pensamos, sorprendidos!

Los humanos somos complejos y confusos, aunque no haya mala intención en todo lo que hacemos. ¿Es cuestión de una postura analítica? Entre los amigos muchos se marchan y otro tanto regresan, las emociones quizás se mantienen, pero también dicen que “el que se va no regresa, aunque veamos que vuelva “arrepentido”.

¡Lo soldado queda en la amistad de los momentos intensos!

¡Les deseo, amigos, un gran día, con un sólido abrazo…!

 

Hernani Zambrano Giménez

[email protected]




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.