De lunes a domingo los ciclistas llevan donativos a la CHET.(Foto cortesía)

A pesar de las dificultades propias de la cuarentena por la pandemia del coronavirus y el colapso de los servicios públicos en Venezuela, la buena voluntad de los carabobeños no se detiene. Por el contrario, ahora es cuando más se ha hecho notar mediante el aporte de soluciones solidarias que buscan el bienestar común ante este escenario complejo.

Tal es el caso de Dejando Sonrisas Venezuela, un programa de atención integral a niños, niñas y adolescentes. Desde que inició la contingencia, junto a otras 10 organizaciones, han estado entregando diariamente más de 120 platos de comida a los niños hospitalizados en el área de pediatría de la Ciudad Hospitalaria Enrique Tejera (CHET).

Jesús Díaz, coordinador del programa, detalló que no solo se benefician los pacientes, sino también los familiares y el personal médico que labora en el centro de salud. Se trata de una labor mancomunada en la que participan varios grupos de voluntarios: desde los que hacen alguna donación, hasta los que se encargan de la preparación de los alimentos y su entrega.

“Estos niños nos necesitan”, aseguró Díaz. “Apelamos a la buena voluntad de todos los carabobeños, un kilogramo de amor, lo que ustedes puedan aportar para elaborar las comidas”. A través de la cuenta en Instagram @dejandosonrisas se puede evidenciar la labor de la organización. Por ese medio también gestionan los donativos.

Ayuda en bicicletas

En la entidad carabobeña se registra una aguda escasez de combustible desde hace casi un mes, lo que ha dificultado el trabajo de estas organizaciones. Es por ello que Dejando Sonrisas Venezuela realizó una alianza con la agrupación Ciclistas Urbanos de Carabobo, quienes de lunes a domingo trasladan en sus bicicletas las comidas para los niños de la CHET.

Los ciclistas también han servido como medio para aquellas personas que requieren algún medicamento y no pueden movilizarse hasta las farmacias. Recientemente prestaron su apoyo a Luis Antonio Díaz, habitante de La Isabelica, quien necesitaba recargar una bombona de oxígeno en la avenida Michelena para su madre enferma.

“Estos muchachos, con mucha voluntad, han ido a las casas a buscar  los donativos y los trasladan al Hospital Central”, explicó el coordinador de Dejando Sonrisas Venezuela. “Para nosotros es muy importante cada granito de arena, para la elaboración de las más de 120 comidas que son llevadas día tras día por este equipo de ciclistas”.

Tapabocas de diseño venezolano

Haydimar Montilla es la directora creativa de la marca de trajes de baño Copacabana HK. Al notar la falta de tapabocas y equipos de protección para los médicos de los hospitales carabobeños, no dudó en aportar una pequeña solución al problema, desde su área de trabajo: comenzó a fabricar mascarillas.

La mayoría de los establecimientos que comercializan telas están cerrados, debido al decreto de cuarentena, por lo que  utilizó el material de producción de Copacabana HK para fabricar centenares de tapabocas para el personal sanitario y otras personas necesitadas.

“Para nadie es un secreto que la mayoría de los venezolanos viven del día a día y no tienen la posibilidad de comprar tapabocas”, señaló Montilla. “Es por eso que a través de las redes sociales quise incentivar a esas marcas nacionales a que fabriquen tapabocas, tomando en cuenta las medidas sanitarias pertinentes y la utilización de telas adecuadas”.

Hasta la fecha, ha donado más de 350 mascarillas en los centros asistenciales de Carabobo. “Unidos somos más”, agregó.

Atención para los adultos mayores

Otra labor solidaria proveniente del sector privado es la que viene desempeñando Lazotea Garden, un restaurante ubicado al norte de Valencia. Desde el 17 de marzo, bajo la premisa “Nuestros adultos mayores nos necesitan”, han brindado su apoyo a las personas de la tercera edad que requieren abastecerse de alimentos o medicinas y no tienen cómo trasladarse.

“El equipo de Lazotea Garden se pone a disposición para el traslado o transporte de los abuelos que estén solos y requieran hacer compras o ir a las farmacias. Cumpliremos con el protocolo de higiene y seguridad para ser parte de la solución”, publicó el establecimiento a través de su cuenta en Instagram, @lazoteagarden.

Inicialmente solo cubren las siguientes áreas: avenida Bolívar, San José de Tarbes, Prebo, Prebo 1 y 2, y La Viña. Quienes necesiten de este apoyo o quieran unirse a la iniciativa como voluntarios, solo deben comunicarse a través de los números 0414-4351257 y 0414-4716254.

Oriana Francheschi, propietaria de Lazotea Garden e impulsora de esta propuesta, expuso que se mantendrán a disposición de los adultos mayores en la medida en que el combustible se los permita. “Por ahora lo estamos haciendo con una camioneta a gasoil”, ante la falta de gasolina para surtir el resto de los vehículos.

Libros digitales de acceso gratuito

Por su parte, la librería La Alegría, un icono en la capital carabobeña, decidió compartir con su comunidad de forma gratuita una amplia lista de libros en formato digital para motivar el hábito de la lectura durante estos días de confinamiento.

“Queremos ayudarte a calmar tu mente haciendo algo positivo mientras estamos en cuarentena”, publicaron mediante su cuenta en Instagram, @librerialaalegria. A esta iniciativa de compartir libros electrónicos sin costo alguno se han unido grandes editoriales alrededor del mundo, como el Grupo Editorial Planeta, Kalathos y Anagrama.

En La Alegría tienen a disposición grandes clásicos de la literatura, como Cien Años de Soledad de Gabriel García Márquez y algunos de Miguel De Cervantes. También otros textos sobre liderazgo, negocios, coaching, PNL y autoayuda, ideales para cultivar la mente con contenido de valor en tiempos de aislamiento.

Acceder a los textos es un proceso sencillo. La Alegría publicó por los menos cuatro listas de libros que tiene disponible en formato PDF, solo debes revisarlas y, si te interesa alguno, enviar un mensaje directo a través de Instagram con tu nombre, apellido, correo electrónico y el título del libro que te gustaría recibir.

Mente sana, cuerpo sano

“Caos externo – Enfoque interno” es la iniciativa llevada a cabo por Karla Seijas, especialista en nutrición clínica y deportiva. Se trata de un grupo de apoyo virtual y gratuito, mediante WhatsApp y Zoom, creado para acompañar y motivar a aquellas personas que necesiten orden y programación en esta época de descontrol, manifestó la nutricionista.

Los integrantes del grupo, que inició este martes, contarán durante 14 días con el acompañamiento de Seijas y otros especialistas de diversas áreas de la salud y bienestar. “Estaremos brindando vídeos, entrenamientos, recetas, tips, técnicas y muchas herramientas para que vayas del caos al orden y generes hábitos que te permitan mejorar tu estilo de vida”.

A su juicio, de las crisis siempre surgen oportunidades. “Así como a mí me surgió esta de brindar todo mi apoyo y conocimientos”, dijo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.