Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La historia de los pensionados de La Isabelica que no tienen para pagar los dólares que les piden por el gas

La Isabelica
Los trabajos de pintura solo han llegado a algunos edificios de las avenidas principales de La Isabelica (Foto: Dayrí Blanco)

Sola con su madre de 84 años. Así vive Nair Rodríguez, una de las 75 mil personas que habitan en La Isabelica, y a quien le pidieron 184 dólares para poder gozar del servicio de gas directo en uno de los bloques incluidos en el plan de embellecimiento de la gobernación, con pinturas en sus fachadas pero un sinfín de problemas en su interior.

Ella es pensionada. Cobra alrededor de dos dólares al mes que no le alcanzan ni para comer. Sus hijos, que migraron para tratar de tener mejor calidad de vida, le envían lo que pueden y así logra mantenerse.

Necesita el gas, es un servicio que le gustaría tener a diario sin problemas. Pero la oferta del gobierno, a través de Pdvsa Gas Comunal, es inaccesible para ella. “Pasaron por los bloques  64 y 65 de La Isabelica y pidieron 184 dólares en total por apartamento. La mayoría somos de pocos recursos y no podemos asumir ese gasto”.

Ya pagó ocho dólares. Cinco que entregaron al personal de Pdvsa que argumentó que usaría ese dinero para buscar el material de la instalación al oriente de país, y tres dólares adicionales para la compra de una válvula. “Ahora nos piden que abonemos 20 o 30 semanales para completar los 184”.

Gas: Un problema que no es nuevo

“Vamos a convertir a Venezuela en una potencia industrial, llegará el día en que la bombona desaparezca”, dijo el fallecido presidente Hugo Chávez en agosto de 2008.

Esa fue otra de sus promesas fallidas. Un año antes, en septiembre, Chávez lanzó la “Revolución del Gas”, un proyecto de 18 mil millones de dólares. Pretendía que para 2016 más de 3,2 millones de hogares tuvieran gas directo. Significaría 16 millones de personas beneficiadas. La producción debió elevarse de ocho mil a 11 mil millones de pies cúbicos diarios (mmpcd) para 2012.

El informe de gestión anual de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en 2013 -último disponible- da cuenta de la caída de la producción. Desde que Chávez hizo la promesa en 2008, la generación de gas disminuyó 42%, pasando de 8 mil a 4 mil 616 mmpcd, según los datos oficiales de la estatal.

Con 197 mil 89 millones de pies cúbicos, Venezuela es el sexto país con más reservas de gas del mundo. También es la nación en la que habitantes de comunidades, como La Isabelica, pasan 70 días sin gas.

Ese fue el tiempo que Nair dependió de una cocina eléctrica para poder comer, pero los constantes apagones complicaban más la situación. “Haciendo las arepas se nos iba la luz, o con los bajones y subidas de tensión se nos dañaban los caracoles”.

Cuando por fin les avisaron que llegaría el camión de gas, tuvo que hacer cola a las 2:00 a.m., dejar a su madre sola de madrugada hasta pasadas las 9:00 a.m., y volver a buscar el cilindro lleno después de mediodía bajo lluvia. “Esto no es vida”.

La Isabelica tiene 93 bloques en sus 190 hectáreas. Pero solo una parte de las casas del sector 13 ha sido beneficiada con aquella promesa de Hugo Chávez. En febrero de 2021, Rafael Lacava anunció que fueron mil 300 viviendas en el lugar a las que se les conectó el servicio de gas directo.

Un par de años atrás, Adrián Martínez, quien cumplía labores de asesor sindical de Pdvsa Gas Comunal, aseguró que solo seis urbanismos en Carabobo estaban incluidos en el plan de instalación de gas directo: José Antonio Sucre, Barrio Monumental, Francisco de Miranda, La Isabelica (una parte), Ciudad Plaza y Ciudad Chávez. Pero ya en esa fecha era un proyecto paralizado “por falta de recursos”.

La Isabelica
Hasta 70 días sin gas ha pasado los vecinos de La Isabelica (Foto: Dayrí Blanco)

Desidia que no se tapa con pintura en La Isabelica

Todo indica que el déficit de dinero persiste y son los propios vecinos los que deben asumir ese gasto. Freddy Hernández tiene 65 años y vive en La Isabelica. A él también le pidieron 184 dólares y no ha podido pagar uno solo.

Está desempleado, es de la tercera edad y es pensionado. Se rebusca con trabajitos de arreglos en los apartamentos de la zona pero no es nada fijo ni sustentable en el tiempo. Está convencido que los recursos para la pintura de los bloques pudieron haber tenido un mejor destino, en lugar de malgastarlos como lo están haciendo.

“Aquí lo que tienen que arreglar son los servicios públicos. Nunca tenemos agua, estamos incomunicados sin Cantv ni Aba, los techos de los edificios tienen filtraciones y eso va a dañar la pintura que están echando. Cuando eso pase, es mentira que vendrán a arreglar eso, esto es pura campaña política, solo un maquillaje”.

Tampoco se tapa con la pintura de las fachadas las madrugadas de desvelo de los vecinos de La Isabelica. “No dormimos cazando el agua, esperando que llegue, prendiendo la bomba a las 2:00 a.m.,  3:00 a.m.,  5:00 a.m., a toda hora”.

Ellos están cansados de las promesas de cada campaña electoral. Solo quieren soluciones a sus múltiples dramas, como el de las fallas eléctricas que van más allá de los apagones que se padecen en toda en la entidad y que profundizaremos en la próxima entrega de Lo que la pintura no resuelve en La Isabelica.

La Isabelica

Únete a nuestros canales en Telegram y Whatsapp. También puedes hacer de El Carabobeño tu fuente en Google Noticias.

La historia de los pensionados de La Isabelica que no tienen para pagar los dólares que les piden por el gas

La Isabelica
Los trabajos de pintura solo han llegado a algunos edificios de las avenidas principales de La Isabelica (Foto: Dayrí Blanco)

Activa las notificaciones Lo pensaré