Secretario general de la ONU, Antonio Guterres.(Foto referencial)
COMPARTE

La ONU criticó este lunes, a su más alto nivel, a populistas, extremistas y políticos que atacan a las minorías, así como a quienes pretenden acabar con el multilateralismo internacional mediante discursos discriminatorios, al abrirse la 34ª sesión del Consejo de Derechos Humanos.

Esta abierta crítica se produce dos días antes de que Estados Unidos tome la palabra el miércoles en el Consejo, por primera vez desde la llegada al poder de Donald Trump, habitualmente acusado de tendencias populistas.

“Vemos prosperar el fenómeno perverso del populismo y el extremismo en un contexto de creciente ola racista, xenófoba, antisemita y islamófoba, entre otras formas de intolerancia”, declaró el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

El desprecio de los derechos humanos es una enfermedad que se propaga por todas partes y que el Consejo de Derechos Humanos debe contribuir a erradicar, añadió.

Guterres no mencionó a ningún país o jefe de Gobierno, pero criticó a quienes atacan a las minorías, los musulmanes o a la comunidad LGBT (Lesbianas, Gays, Bi y Trans).

También exhortó, en una referencia al presidente de Estados Unidos, a “resistir con la mayor firmeza ante quienes desean restablecer la tortura”, un “acto cobarde que no permite obtener informaciones utilizables y que deshonra al país que la practica”.

Poco después, el alto comisionado de Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, lanzó un claro mensaje a los actores políticos que amenazan el sistema multilateral o tienen la intención de retirarse parcialmente del sistema.

Este mensaje se emite en un contexto de incertidumbre sobre el orden internacional con la presidencia de Trump, acusado de querer erigir barreras y volver al proteccionismo.

Los derechos de los refugiados y de los migrantes son gravemente cuestionados frente a la multitud de personas que huyen de la guerra, la comunidad internacional no debe sustraerse a sus responsabilidades, prosiguió Zeid

Los defensores de los derechos humanos están preocupados pues, según los medios estadounidenses, Estados Unidos puede estar pensando en retirarse del Consejo, un órgano de 47 Estados miembros, elegidos por la Asamblea General de la ONU para un mandato de dos años.

Este país volvió a ser este año miembro del Consejo, pero desde la llegada de Donald Trump no ha nombrado aún a un nuevo embajador. Sería erróneo retirarse del ente, explicó Louis Charbonneau, de la dirección de la ONG Human Rights Watch.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.