(Foto Dayrí Blanco)
COMPARTE

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

Tambores y música urbana con letra propagandística. Todo salió como se esperaba. La Plaza de Toros de Valencia se llenó de simpatizantes del Gobierno y trabajadores de empresas públicas que fueron con sus uniformes. Todos levantaban las manos para atrapar las franelas vinotinto con el 10 en la espalda y el apellido del candidato oficialista a la gobernación de Carabobo, que eran lanzadas, y aplaudían ante cada anuncio y promesa que les hacían en la tarima del centro. Fue un show en el que Rafael Lacava se mostró con un discurso que sacó sonrisas entre quienes lo escuchaban.

Fue su primer acto masivo como candidato. Tareck el Aissami, vicepresidente de la república, lo acompañó. Lacava lo aplaudió con entusiasmo cuando, en el centro de la tarima, habló bien de él, y mal de su adversario de la oposición, Alejandro Feo La Cruz, a quien acusó de terrorista y puso énfasis en sus palabras para decir que debería estar preso. Lacava seguía aplaudiendo. No importó que una semana atrás dijera que esperaba que no fuera inhabilitado porque quiere medirse con él en las urnas.

Fue un acto convocado para juramentar a los comandos de campañas regional municipales y sectoriales del aspirante oficialista a la gobernación, al que llegaron alrededor de 25 mil personas para llenar todos los asientos, tras un trabajo de movilización en autobuses que los esperaban en las afueras de la Monumental.

Lacava dejó entrever detalles de lo que sería su gestión de ganar las elecciones de octubre. Hizo subir a la tarima una gran caja de regalo roja con un lazo blanco que tenía en su interior a un maniquí vestido con una braga anaranjada. “Vamos a darle hasta con el tobo a los bachaqueros, aquí también lo haremos como en Puerto Cabello, a quienes roban gas al pueblo, a quienes venden la harina 10 y 20 veces lo que vale, a mi me dijeron que frente a la maternidad y la CHET hay bandidos vendiendo kits que el Gobierno manda gratis. Señores bachaqueros, los vamos a agarrar y se van a poner esta braga que dice infractor y barrerán las calles y hasta el Mercado Mayorista”.

Pidió a los asistentes darle un mensaje a los opositores que conozcan. “Ustedes los agarran y les dicen: Mire señor escuálido, ¿saben qué? aquí el único tipo que puede resolver problemas en Carabobo se llama Rafael Lacava, no hay otro, y las soluciones son para todo el pueblo”.

Durante su discurso cargado de irreverencia y humor, El Aissami no paraba de reir. “Nosotros queremos a un revolucionario en Carabobo para seguir impulsando las misiones sociales y profundizar los CLAP, porque eso solo tienen esperanza verdadera con un gobernador bolivariano, si llega un oligarca, un fascista, eso no será posible”, dijo el vicepresidente y aseguró que solo votando por Lacava se garantiza la Carabobo potencia porque se contará con los recursos necesarios desde el Ejecutivo para la reactivación de la industria.

El candidato del Gran Polo Patriótico anunció que antes de las elecciones llegarán a la entidad 50 camiones compactadores de basura. “Los usaremos para recoger el desastre del alcalde de Valencia, que es un sinvergüenza, vago y mediocre y se olvidó del sur, lo abandonó, en mis recorridos en toda la parroquia Miguel Peña veo toneladas de basura porque no la recogen, los camiones dejan de pasar durante dos meses”. Aseguró que asumirá resolver ese problema aunque no sea su competencia.

La actividad, que duró menos de una hora, culminó con la petición de Lacava de votar por él al considerar que significa la garantía de paz en la entidad.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.