Usuarios madrugaron, tanto para tramitar la cédula, como para retirarlas en las sedes del Saime en Carabobo. (Foto: Angel Chacón)

“No puede ser que mientras uno madrugue, hasta pasar de un día para otro para sacarse la cédula, enchufados y militares no hagan colas y ni sufran las humillaciones que implica este proceso”, comentó el señor Roberto Verdú, cuando hacía la cola en la sede de Los Colorados del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime).

Este viernes las oficinas del Saime en Carabobo amanecieron abarrotadas. Desde las 4:00 a.m. personas hicieron sus colas. Otras prefirieron hacerlas desde la noche del jueves. Todavía a las 4:00 p.m. las oficinas estaban colapsadas de usuarios, que denunciaron las improvisaciones de estas jornadas previas a las elecciones presidenciales de este domingo.

“Lentitud, viveza y descontrol”, eran las palabras más frecuente de los ciudadanos. En la sede de Los Colorados también había un nutrido grupo de personas provenientes de las oficinas del Saime de Trapichito, donde la tarde del jueves se registraron escaramuzas que requirieron la presencia de militares lanzando bombas lacrimógenas.

En la sede de Los Colorados las colas  sobrepasaban las 600 personas. Pero lo más llamativo era que tanto para sacar el documento, como para retirarlo, el “calvario” es el mismo. Quienes salían luego de lograr hace el trámite, decían que les indicaban que en la tarde se las entregarían. Pero la señora Wendi Renfijo denunció que ya llevaba un mes reclamando por la suya.

Igual panorama se observó en las otras oficinas, que pasadas las 3:00 p.m. permanecían congestionadas.

“Con sudor, agotamiento y a madrugonazos”

Largas colas para sacar la cédula en centros del Saime en Carabobo, como en Los Colorados. (Foto: Angel Chacón)

Mujeres con niños en brazos  llegaron a las 5:00 a.m.  y todavía a las 11:00 a.m. no habían sido atendidas. Era el caso de Ana Graterol, quien con una niña de un año en sus brazos obtuvo el número “400”. La enumeración que los mismos ciudadanos se marcaban y por la cual se controlaban. No se observaba ningún funcionario por los alrededores. “Prácticamente a la deriva, pero de aquí no me marcho sin mi cédula”, sentenció Héctor Linares.

Roselis Sánchez, de 42 años, se sacó la cédula hace tiempo. A la fecha, no ha podido retirarla. Tanto para solicitar este documento, como para retirarlo es todo un calvario.

Estas jornadas de cedulación proseguirán hasta este sábado a las 9:00 p.m. para que las personas puedan acudir a las elecciones presidenciales de este domingo 20 de mayo, pero por los comentarios y lentitud del proceso, muchos se quedarán sin el documento y sin votar.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.