Emmanuel Macron, Fayez al Sarraj, Jalifa Haftar. (AFP)
COMPARTE
Los dos principales protagonistas de la crisis libia, el jefe del gobierno de Trípoli Fayez al Sarraj y el mariscal Jalifa Haftar, están dispuestos a un cese el fuego y a celebrar elecciones lo antes posible, según un proyecto de declaración de una reunión que debía celebrarse este martes en Francia.
Este proyecto de declaración fue difundido antes del encuentro entre Sarraj y Haftar previsto por la tarde en el castillo de Celle-Saint-Cloud, en la región parisina, bajo los auspicios del presidente francés Emmanuel Macron.
Según fuentes diplomáticas, los dos rivales libios acordaron una declaración conjunta, pero el texto difundido prematuramente por la presidencia francesa no es la versión definitiva, aunque retoma los principales puntos en discusión desde hace varios días.
Fayez al Sarraj y Jalifa Haftar ya se reunieron en dos ocasiones, sin lograr avances.
El proyecto de declaración, en diez puntos, reafirma que solo una solución política permitirá salir de la crisis libia y reitera los acuerdos de Skhirat, firmados en 2015 bajo los auspicios de la ONU.
El cese el fuego no se aplicaría a la lucha antiterrorista, señala el texto, que llama también a la desmovilización de las milicias y a la constitución de un ejército libio regular.
Fayez al Sarraj lidera un débil Gobierno de Unidad Nacional (GNA), que cuenta con el reconocimiento de la comunidad internacional, mientras que el mariscal Jalifa Haftar contesta su legitimidad y acumula éxitos militares en el terreno.
Ambos tenían previsto reuniones por separado con Macron, para pasar luego a una reunión tripartita en presencia del nuevo emisario de la ONU para Libia, Ghassan Salame, que asume sus funciones esta semana.
Libia, un país petrolero, está sumido en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011.
Varias autoridades rivales y una miríada de milicias se disputan el poder, la amenaza yihadista sigue latente y el tráfico de armas y de personas prospera.
Sin olvidar la implicación de potencias regionales rivales en el conflicto.
“Un panorama sumamente fragmentado en el plano político y militar”, resume un diplomático francés.
Pero, para la presidencia francesa, de por si, el encuentro entre los dos hombres es una “señal fuerte”.
Según fuentes diplomáticas, se busca incluir en la declaración el compromiso de rechazar una solución militar de la crisis y el reconocimiento de la legitimidad política de Fayez al-Sarraj y militar de Jalifa Haftar.
La declaración podría figurar también la mención de futuras elecciones.
Sarraj propuso recientemente la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias en marzo 2018.
¿Haftar es incontrolable? 
El nuevo presidente francés ha hecho de la crisis libia una de sus prioridades. Apoya la línea “pragmática” de su ministro de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian, que “toma en consideración la relación de fuerzas en el terreno” y considera al mariscal Haftar como el principal baluarte contra la amenaza yihadista.
“El equilibrio de fuerzas ha cambiado a favor de Haftar: ha ganado terreno en el sur del país, ha conquistado la base estratégica de Al Jufra en el centro y podría dirigirse a Sirte (oeste) en las próximas semanas”, resume Mattia Toaldo, especialista en Libia del Consejo Europeo de relaciones exteriores (ECFR).
Desde que asumió su cargo y aprovechando sus conexiones con varios protagonistas de la crisis, en particular Egipto y Emiratos Arabes Unidos, que apoyan al mariscal Haftar, Le Drian realizó una gira regional para reactivar los esfuerzos.
No obstante, para Toaldo, el éxito no está “garantizado”. Sarraj no ha logrado imponer su autoridad en el país un año después de la instalación del GNA en Trípoli. En cuanto al mariscal Haftar, varios observadores independientes cuestionan sus ambiciones y su disposición a someterse a una autoridad civil.
“Creo que no es alguien que puede ser controlado. Quiere gobernar Libia y luchará contra todos los que están en contra de él”, estima una fuente humanitaria que conoce bien el terreno. “Esperamos que si firma algo lo respete”, señala una fuente diplomática, también escéptica.
La iniciativa de Macron fue recibida fríamente en Italia, expotencia colonial en Libia y que hoy está en primera línea frente a los migrantes que llegan cada día por centenares desde la costa libia.
“Francia no debe repetir los errores cometidos en Libia en el pasado”, dijo el Secretario de Estado italiano de Asuntos Europeos, Sandro Gozi, que calificó de “desastrosa” la intervención internacional decidida en el año 2011 bajo la dirección del presidente francés Nicolas Sarkozy.
“En este dossier, no podemos actuar los unos sin los otros”, dijo Le Drian en un intento por apaciguar los ánimos.



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.