Sebin
(Foto cortesía).

La injerencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), convertida en partido político, fue rechazada por Lorent Saleh, preso político desde hace más de tres años.

Saleh indicó que las acciones del gobierno de Juan Manuel Santos, invisibilizan y silencian a las víctimas de la guerrilla tanto de Colombia como de Venezuela al permitir la impunidad en este grupo terrorista.

El también presidente de Operación Libertad lamentó que Santos recibiera a Rodrigo Londoño mejor conocido como “Timochenko”, líder de esta organización, cuando hace un año le negó una audiencia a su madre, Yamile Saleh, quien representa a Gabriel Valles y a su persona, los cuales fueron entregados por su administración a la de Nicolás Maduro Moros.

El activista de derechos humanos recalcó que la razón por la que Valles y él, fueron extraditados es que denunciaron esta situación ante los medios de comunicación nacionales e internacionales, en múltiples oportunidades.

El joven de 29 años de edad aseveró que desde el 1998, el Gobierno de Venezuela ha protegido a las FARC, prestándose para la extorsión, el narcotráfico y secuestro en regiones como Zulia, Táchira, Apure, Barinas y Amazonas.

Saleh exigió al ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, al ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol y al director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), Gustavo López, que respondan a los intereses de la nación y dejen de defender a grupos de narcotraficantes que atentan contra la seguridad nacional.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.