Destacado escritor caraqueño, considerado el cuentista principal de estos tiempos; nacido el 25 de febrero de 1873, hijo del general Luis María Urbaneja e Isabel Achelpohl de origen alemán. Inicia en la Universidad Central de Venezuela la formación en Derecho; pero apasionado por las letras, los abandona para dedicarse junto a Pedro Emilio Coll y Pedro César Dominici al periodismo con la fundación de la revista Cosmópolis, cuyo primer número apareció elel1ro. de mayo de 1894, en ella escribe “Sobre Literatura Nacional” y “Más sobre Literatura Nacional”, donde señala los lineamientos del manifiesto sobre el Criollismo.

Muy aficionado a los viajes al campo y su vinculación a la gente y al ambiente rural, inspiración de sus magníficas obras plasmadas en pequeños poemas en prosa, denominadas “acuarelas”. Recibe el primer premio del concurso de cuentos de la revista El Cojo ilustrado en 1896, por su relato “Flor de Selva”, ese año escribe “Botón Algodonero”. Tras el fraude electoral que perjudico las aspiraciones presidenciales del general José Manuel Hernández, “el Mocho” en 1897, se incorporó en 1898 al alzamiento de los liberales nacionalistas contra el gobierno de Ignacio Andrade. Como combatiente obtiene una visión de las crueles acciones bélicas y las secuelas que ellas generan, observaba el valor y abnegación de las mujeres combatientes denominadas “mapanares”. Durante el gobierno de Cipriano Castro, ejerció en Valencia el cargo de fiscal de instrucción pública. En 1916 obtuvo en Buenos Aires el primer premio en el Concurso de Novelas Americanas, convirtiéndose en el primer escritor venezolano en recibir un galardón internacional. En 1922 apareció su principal creación como cuentista: Ovejón.

En 1927, publicó el novelín o novela corta el tuerto Miguel. Fue nombrado, Director de la Escuela de Arte Escénico y de la Biblioteca Nacional en 1936. Al siguiente año, apareció su segunda novela La casa de las cuatro pencas. Fallece en Caracas el 5 de septiembre de 1937. Es Urbaneja continuador de la obra de Manuel Vicente Romerogarcía, autor de la famosa obra “Peonía”. El escritor valenciano José Rafael Pocaterra, imagina la escena del sepelio de Luis Manuel Urbaneja Achelpohl de esta manera:

“Le habrán ido a sacar de su casita en El Valle, allá oculta tras un Jardín, bajo algunos árboles…Habrá trepado esta vez a hombros ajenos, las escaleras que suben hasta la callecita urbana, con su tejadillos bajos y sus fachadas al temple de la modestia ciudadana, callada, humilde, que fue la existencia de un gran artista. Ya no volverá a descender más la cuesta, ya no irá a pasarse sus tardes a la estrecha mesa, con los espejuelos caídos y las cuartillas dispersas.

Churuguarero777@gmail.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.