Nicolás Maduro acompañado de dirigentes del PSUV (Foto @PresidencialVen)
COMPARTE

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, planteó a la oposición iniciar un diálogo antes de las votaciones del domingo de la Asamblea Constituyente, en un discurso en el que sin embargo ratificó que su proyecto no tiene reversa.

“Propongo a la oposición política venezolana que abandone el camino insurreccional (…) y que instalemos en las próximas horas, antes de la elección e instalación de la Asamblea Nacional Constituyente, una mesa de diálogo”, dijo Maduro en el cierre de campaña de la iniciativa.

“A la oposición le conviene aceptar esta propuesta”, añadió ante miles de simpatizantes en la avenida Bolívar de Caracas).

El mandatario indicó que si sus adversarios no aceptan, les propondrá a los constituyentes que convoquen, “de manera obligatoria, un diálogo nacional de paz con una ley constitucional”.

“Ustedes eligen”, afirmó Maduro, dirigiéndose a los líderes de la oposición, sin ahondar cómo se haría cumplir la obligatoriedad de la convocatoria.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha llamado a un boicot contra las elecciones de la Constituyente, pues la considera una maniobra para establecer una dictadura.

Ante las continuas invitaciones al diálogo de Maduro, la MUD ha dicho que éste debe tener como punto de partida unas elecciones generales, principal reclamo de las protestas que inició hace cuatro meses y que dejan 107 muertos.

En su discurso, el gobernante socialista reiteró que la Constituyente no tiene marcha atrás, pese a las presiones de la oposición y de la comunidad internacional a la cabeza de Estados Unidos, que el miércoles sancionó a 13 funcionarios y excolaboradores de su gobierno.

“Su majestad el emperador Donald Trump ha dado la orden de que suspendamos la Constituyente (…) y le digo al emperador Donald Trump que el pueblo manda en Venezuela y que el domingo 30 de julio la Constituyente sí va”, expresó Maduro.

“¡Se pueden ir al carajo, oligarcas e imperialistas!”, exclamó entre ovaciones, atacando en particular al presidente de México, Enrique Peña Nieto, a cuyo gobierno llamó asesino, y al de Colombia, Juan Manuel Santos, a quien tildó de vasallo.

Con acompañamiento del Vaticano y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), gobierno y oposición celebraron un fallido diálogo a fines de 2016.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.