Manifestantes no pudieron llegar a la Plaza Bolívar de Valencia (Foto: Dayrí Blanco)
COMPARTE

Dayrí Blanco

Este fue un feriado atípico para Juan Ortiz y su familia. Ellos decidieron salir de casa pero no para ir a la playa o a disfrutar del día libre. Fueron a marchar. Se unieron a la movilización de los libertadores convocada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para la tarde de este lunes 24 de julio. Caminaron desde la avenida Bolívar Norte hasta unos 100 metros de su destino en el centro de Valencia. Hubo razones de sobra para no llegar a la Plaza Bolívar: Un operativo de Carné de la Patria, un piquete de la Policía de Carabobo que impedía el paso, un alcalde foráneo y oficialista dando órdenes a los uniformados y la presencia de grupos armados motorizados.

El acto planificado en la conmemoración del 234 aniversario de nacimiento de Simón Bolívar fue suspendido. “Venimos a rendirle honores al libertador como cada año”, le dijo el diputado de la Asamblea Nacional (AN), Ángel Álvarez Gil, al grupo de funcionarios. La respuesta siempre fue la misma: “No pueden pasar”. El argumento se basó en el operativo de emisión de Carné de la Patria que se realiza desde el fin de semana en el lugar.

Los dirigentes políticos no quisieron insistir mucho. Pero sí denunciaron. “Por órdenes de Francisco Ameliach no pudimos cumplir con la actividad pautada. Mandó a sus colectivos armados a amedrentarnos y decidimos irnos para evitar una tragedia”, aseguró el legislador Marcos Bozo. Juan Ortiz escuchó, le hizo seña a su esposa y sus dos hijos y emprendieron su camino de regreso a casa. Todos hicieron lo mismo.

Más temprano, cuando la movilización se acercaba a la Plaza Bolívar por la avenida Cedeño, se vio al alcalde de Guacara, Gerardo Sánchez, dar instrucciones a los funcionarios de la Policía de Carabobo.

Durante la movilización, se recordó uno a uno a las 116 personas asesinadas durante las manifestaciones de calle que comenzaron en el país el 5 de abril, había cruces con sus nombres que elevaban los manifestantes. También se repetían las pancartas que exigen la liberación del dirigente político carabobeño de Voluntad Popular, Carlos Graffe, y otras que dejaban claro el rechazo de la población a la Asamblea Nacional Constituyente. Juan y su familia optaron por ondear banderas de Venezuela y pese no ser víctimas de la represión, saben a lo que están expuestos. “Vinimos dispuestos a correr y a tragar gas. Y a partir de hoy, nosotros, que nunca habíamos salido a manifestar, lo haremos cada vez que sea necesario”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.